Hasta 15 paises europeos y el estado de Washington en Estados Unidos se habrían unido esta semana para hacer una profunda revisión del controvertido asunto de las cajas de botín (loot boxes) y los sitios de apuestas/subastas de terceros basados en objetos de juegos o partidas online.

La idea es intercambiar opiniones y experiencias relativas a estos temas que ya preocupan tanto a jugadores como a legisladores de todo el mundo, y allanando el camino de cara a aclarar definitivamente si se consideran juegos de azar o no de forma oficial.

Esto podría provocar que además de Belgica, otros países tomarán la decisión de prohibir por ley estas estrategias de monetización en los juegos, además de dar un toque de atención a todos aquellos que utilizan la escusa de los objetos para mover todo tipo de negocios basados en las subastas y en las apuestas.

Muy probablemente los días de las loot boxes estén ya contados, puesto que a muchos legisladores les preocupa la adicción entre los más jóvenes causadas por este tipo de objetos y los mecanismos de micropagos para conseguir más.