Aunque Microsoft oficialmente dejó de ofrecer actualizaciones gratuitas a Windows 10 en el verano de 2016, parece que siempre queda alguna laguna al descubierto para aquellos con un poco de conocimiento para actualizar de todos modos.
Esta última laguna viene en forma de activación a través de una antigua clave (key) de Windows 7 o 8, o lo que es lo mismo, simplemente utilizando nuestra antigua clave de esos SO durante la instalación de Windows 10 Creators Update.
Este método de actualización se lanzó por primera vez para facilitar las actualizaciones gratuitas a Windows 10 durante el período de actualización oficial, pero nunca se desconectó en el verano de 2016 como se hubiera esperado. Tampoco fue desactivado con la actualización de aniversario, y ahora de nuevo, Microsoft parece estar contento de dejarlo habilitado incluso con su última actualización Creators Update.
A pesar de que estos “agujeros” que permiten actualizar a Windows 10 después del periodo oficial no son estrictamente legales no parece estar importando demasiado a Microsoft pues no ha realizado ningún movimiento para bloquear o detectar este tipo de activación.

Comentarios