El medio alemán PRAD ha revelado hoy que algunos fabricantes de monitores están utilizando paneles 4K en sus monitores de 27″ QHD (1440p). Esta decisión que puede parecer absurda se debe a que los paneles QHD estarían en algunos casos vendiéndose a un precio superior que los 4K, por lo que esta decisión supone un ahorro considerable en la línea de producción y una mejora del suministro, ya que los nuevos paneles 4K son más comunes ahora.

Sin embargo, esto no significa que aquellos afortunados compradores con un monitor 4K fantasma puedan utilizar la resolución 3840 x 2160 nativa de su panel, ya que los firmware limitan esta a 2560 x 1440 intencionalmente.

Este sistema también produce una penalización a la calidad de imagen en texto estático, ya que podemos encontrar que algunas fuentes se ven borrosas debido a que 1440p no es la resolución nativa del monitor.

Otro problema también sería que una simple actualización del firmware no permitiría usar todas las bondades del panel 4K instalado, ya que en muchos casos el resto del hardware no está preparado para operar a estas resoluciones y se necesitarían modificaciones en mayor profundidad a nivel eléctrico.

PRAD tampoco ha revelado que monitores padecen de este “problema”, por lo que queda en manos de usuarios y de otros medios descubrir que monitores QHD equipan realmente paneles 4K.