Algunos usuarios de Windows 10 y placas base X99 con procesadores Haswell-E o Broadwell-E están reportando problemas con sus overclock después de la actualización KB4100347.

Al parecer el problema reside en que la nueva actualización que soluciona una de las vulnerabilidades Meltdown no permite que los procesadores mencionados utilicen los perfiles de overclock, por lo que los procesadores se ciñen a sus frecuencias de referencia.

Por ahora la solución pasa por no instalar o desinstalar la actualización KB4100347, ya que el problema estaría en una incompatibilidad relacionada con las BIOS de las placas base X99. Lo cual hace necesaria una actualización de BIOS por parte de los fabricantes o una actualización por parte de Microsoft.

 

Comentarios