La semana pasada os hablábamos de la filtración de unos nuevos disipadores Wraith Prism que se estarían incluyendo en los Ryzen 7 y Ryzen 9, unas imágenes que provenían del medio XFastest y que mostraban un rediseño del disipador con seis heatpipes en vez de los cuatro originales.

AMD ha comentado de forma oficial acerca de estos disipadores revelando una sorpresa, se trata de falsificaciones que se están distribuyendo que se parecen mucho a los diseños oficiales pero que no han sido validados por la compañía. Por lo que advierten de que estos disipadores no tienen ninguna certificación y que la calidad de los heatpipes incluidos podría no ser optima, llegando incluso a producir fugas de la pequeña cantidad de líquido de su interior.

Al parecer, el motivo de los falsificadores es ofrecer estos disipadores como “oficiales”, ya que el pequeño tamaño y la oficialidad hacen bastante atractivo para los consumidores este disipador para las gamas bajas o equipos de tamaño reducido. Mientras que los usuarios de gamas medias o altas terminan recurriendo a soluciones de terceros de más capacidad térmica a pesar de que se incluye en muchos casos el disipador.

AMD asegura no tener entre sus planes fabricar nuevos Wraith Prism con un mayor numero de heatpipes, pero sigue sorprendiendo la calidad de la falsificación que busca engañar a compradores despistados. El problema de las falsificaciones no es nuevo para AMD, puesto que también se están dando casos de distribución de procesadores falsos de la compañía, ya que los falsificadores usan procesadores de gama más baja para lijar su superficie y reescribir de nuevo el modelo superior falsificado, usando embalajes falsificados o vendiendo los procesadores sin los mismos.

Comentarios