Las nuevas vulnerabilidades aparecidas la semana pasada que afectan a procesadores de AMD Ryzen y Epyc llegaban con mucha polémica debido a que la firma que las publico parece haber escogido el momento cuidadosamente para dar un golpe de efecto al valor de las acciones de la compañía.
Hoy AMD ha reconocido oficialmente estas vulnerabilidades en un nuevo comunicado, confirmado que estas afectan a los procesadores mencionados y de paso ha prometido solventar todas ellas en próximos parches de firmware que llegarán lo antes posible a las citadas plataformas. El caso de Masterkey, Fallout y Ryzenfall quedaría resuelto con simples actualizaciones, pero el caso de Chimera que afecta al Platform Security Processor fabricado por ASMedia es más complicado, debido a que solo será posible mitigarlo vía software o con un nuevo chipset.
Sea como sea, para aprovechar las citadas vulnerabilidades se requiere que el atacante ya tenga acceso de administrador al sistema, lo cual limita el alcance de peligrosidad de las vulnerabilidades a un nivel bastante mínimo, aunque no quiere decir que estas puedan ignorarse.
AMD no espera que el rendimiento de sus procesadores se vea afectado por los parches para solucionar estas vulnerabilidades.