Los planes de AMD para 2020 cada vez van tomando forma, mientras que todavía sigue el despliegue de los procesadores basados en Zen 2 de la serie 3000, ya se comienza a hablar del futuro de la arquitectura, la cual pasa por Zen 3, que promete grandes mejoras de IPC frente a Zen 2 aprovechando ya la madurez del proceso a 7nm de TSMC.

Los rumores hablan de que Zen 3 será mucho mejor en comparación de IPC al salto de Zen 2, unas mejoras que además de la madurez del nodo llegarán acompañadas del chipset de serie 600 para nuevas placas base, las cuales como novedad introducirán el soporte al nuevo estándar USB 4.0. Este nuevo chipset X670 seguirá con el soporte PCIe 4.0 e introducirá mejoras como la posibilidad de disponer de un puerto Thunderbolt 3 de forma nativa.

En cuanto al socket no queda claro si AMD mantendrá el actual socket AM4, ya que la llegada de nuevos estándares como la memoria DDR5 y las ranuras PCIe 5.0 podrían hacer que AMD abandonara el socket AM4 que ya lleva cuatro años con nosotros y que soporta procesadores de hasta 16 núcleos. Los nuevos procesadores serie 4000 podrían necesitar un nuevo socket, ya que no descarto precisamente que AMD pueda llegar a optar por un numero mayor de núcleos en sus nuevos modelos o que las nuevas características hagan que sea estrictamente necesario renovar el socket.

En cuanto al USB 4.0 que aparecerá de forma nativa en esta plataforma, será retrocompatible con los estándares anteriores, ofreciendo las mismas ventajas que ahora mismo ofrece el puerto Thunderbolt 3, como pueden ser las velocidades de transferencia de hasta 40Gbps o la posibilidad de conectar dos monitores 4K con un mismo cable, mientras también se ofrece alimentación en ambos sentidos. El estándar USB 4.0 apostará de forma más firme por el formato USB Tipo C de cables, que todavía no han acabado de popularizarse en cantidad en los dispositivos a pesar de que cada vez se hace más uso de los mismos.

Por otro lado la memoria DDR5 llegaría para sustituir a su predecesora ofreciendo el doble de velocidad de tasa de transferencia de datos, algo similar a lo que ocurrirá con el estándar PCIe 5.0 doblando el ancho de banda de su predecesor recientemente adoptado, aunque este último es más improbable que se incorpore tan rápido al mercado, ya que solo AMD por el momento ofrece puertos PCIe 4.0 en sus ultimas placas con chipset serie 500.

Por otro lado, AMD se quedará con la fabricación ya madura a 7nm en TSMC como el principal cliente del fabricante de silicio, ya que Apple se moverá al nodo de 5nm dejando el camino libre para AMD y todos los productos que tiene por delante basados en el nodo mejorado.

Con este movimiento AMD deja claro que no piensa perder el paso frente a una Intel que ahora mismo se encuentra en una posición de difícil reacción frente a la serie 3000 de Ryzen, ya que la compañía dirigida por Lisa Su ataca fuertemente el mercado de procesadores con precios muy atractivos a la par de competitivos, mejores rendimientos y un mayor numero de núcleos frente a su competencia.

Comentarios