AMD ya se encuentra preparando sus nuevas tarjetas basadas en Vega 11, que con un objetivo puesto en la gama media y baja como sustitutas de las actuales RX 580 y RX 570 basadas en Polaris, pretenden ofrecer mejores opciones en este rango de precios basadas en la nueva arquitectura. Vega 11 también implica nuevas GPU para portátiles, un mercado al que AMD tenia un escaso acceso desde hace unos años.
Hoy hemos podido saber, gracias a una certificación en corea del sur por parte de la RRA (National Radio Research Agency), que AMD habría presentado para certificación 13 modelos basados en Vega 11, esta información es fiable debido a que ocurrió de la misma manera durante el lanzamiento de Vega 10 con 6 modelos presentados a la misma agencia. Entre estas 13 tarjetas presentadas, deberían encontrarse las nuevas RX Vega 32 y RX Vega 28, las nuevas tarjetas gaming de la compañía, junto a sus variantes para ordenadores portátiles, sus variantes Frontier para profesionales y las variantes basadas en Radeon Instinct para profesionales de la inteligencia artificial.
 

 
Vega 11 a diferencia de Vega 10, llegará a los ordenadores portátiles aprovechando su menor consumo y como novedad podremos decir que son las primeras tarjetas gráficas para portátiles que equipan memoria HBM2 del mundo. En cuanto a las tarjetas gráficas de escritorio, se espera que RX Vega 32 cuente con 2048 núcleos GCN y 4GB de memoria HBM2 con un bus de 1024 Bit, por lo que esta tarjeta entendemos que incluirá un único die HBM2 para reducir costes a cambio de reducir también el ancho de banda disponible. Por otro lado, RX Vega 28 debería contar con 1792 núcleos GCN y la misma configuración de memoria.
Se espera que tanto la RX Vega 32 como la RX Vega 28 compitan directamente contra las NVIDIA GTX 1060 en potencia, aunque a primera vista ya podemos ver que el problema de usar memoria HBM2 en estas tarjetas será perder la mitad de memoria disponible frente a sus predecesoras, las cuales contaban con modelos de 8GB GDDR5.
Aunque por supuesto, al final de la jugada todo esto son rumores y hay que tomárselos como tal. Desde mi punto de vista, veo bastante absurdo que AMD opte por memoria HBM2 para sus tarjetas de gama media sabiendo los problemas de desabastecimiento que están sufriendo sus tarjetas de gama alta y que incluir un solo die de memoria HBM2 puede perjudicar seriamente el ancho de banda disponible frente a sus modelos anteriores que equipaban 8GB de memoria GDDR5, por lo que desde aquí no descartaría que finalmente aparecieran con memoria GDDR5.
Fuente: Wccftech