El paso de AMD por la Computex 2021 no ha revelado los planes a más largo plazo de la compañía en cuanto a CPU y GPU, aunque sabemos ya a ciencia cierta que AMD prepara su arquitectura de CPU Zen 4 para finales de 2022, lo que traería consigo la nueva plataforma AM5, que casualmente equipará la nueva memoria DDR5 y posiblemente el nuevo protocolo PCIe 5.0. En cuanto a GPU, no hay planes más allá de que llegará RDNA 3 en algún momento.

Como suele ocurrir, los rumores siempre nos adelantan algunas novedades y el insider especialista en roadmaps de AMD @Broly_X1 ha adelantado que AMD parece que esperará hasta el último trimestre de 2022 para hacer coincidir sus procesadores AMD Ryzen 7000 basados en Zen 4 con su nueva arquitectura de GPU Radeon RX 7000 basado en RDNA 3.

En cuanto a CPU, probablemente os estéis preguntado que ocurre con la serie Ryzen 6000 y no, AMD no va a saltarse esa serie, sino que la veremos a finales de 2021 o principios de 2022 basada en la arquitectura Zen3+, que probablemente se fabricará bajo el nodo a 6nm e incorporará novedades como la caché L3 apilada que os hemos comentado con anterioridad.

En cuanto a RDNA 3, lo poco que se sabe es que AMD prepara un aumento de shaders por Compute Unit que probablemente los duplicará, lo daría lugar a GPU con un mayor número de shaders que podrían llegar a triplicar la potencia de las actuales RX 6000. En cuanto al diseño MCM como en Ryzen vía chiplets por ahora parece poco probable que se llegue a implementar, aunque se sabe que AMD está probando prototipos de dos chiplets en sus laboratorios.

Apasionado de los videojuegos, el hardware y el entretenimiento audiovisual, mi propia trifuerza que trato de plasmar cada día en Gamerbits.
Suscríbete!
Notificar
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios