Según los rumores aparecidos en las redes durante estos últimos días, AMD estaría utilizando para sus nuevas Radeon VII GPU provenientes de las
Instinct MI50 profesionales que se venden mucho más caras en la actualidad, lo cual habría provocado que AMD solo haya preparado menos de 5000 unidades de su nueva tarjeta gráfica.

Esta tremenda escasez de unidades de Radeon VII nos lleva hasta dos escenarios, el primero es que AMD estará vendiendo las primeras unidades en perdidas, ya que estas tarjetas que originalmente eran Instinct MI50 son mucho más caras para el mercado profesional. Mientras que el segundo escenario habla de que los ensambladores no ofrecerán modelos personalizados ya que AMD se limitará a vender el modelo de referencia por ahora hasta que se puedan fabricar más unidades.

Al parecer, AMD se ha visto forzada a lanzar Radeon VII con prisas debido a que NVIDIA está ganando mucho terreno con su serie RTX de tarjetas gráficas. Por lo que ha sido necesario lanzar una nueva tarjeta basada en Vega que ya estaba en producción para el mercado profesional para salvar el tiempo hasta que los nuevos modelos basados en la arquitectura Navi estén disponibles más adelante durante 2019.

Comentarios