Desde el lanzamiento de los nuevos procesadores AMD Ryzen ha habido algunos problemas de rendimiento asociados a Windows 10, esto se debía a como este sistema operativo gestiona los estados de energía para los procesadores Ryzen respecto a Windows 7. El problema básico esta en el core parking o dicho para que nos entendamos en el ahorro de energía que hace que ciertos núcleos se apaguen, mientras que en Windows 7 el sistema apaga los núcleos lógicos (SMT) y mantiene encendidos los físicos, en Windows 10 solo se mantiene encendido un único núcleo físico junto a un único núcleo lógico.
Este problema provoca que cuando necesitamos potencia tengamos algo de latencia adicional mientras que los núcleos vuelven a reactivarse, para solucionarlo AMD ha lanzado un parche que incluye un nuevo plan de energía balanceado especifico para Ryzen, devolviendo a Windows 10 al mismo funcionamiento de core parking que en Windows 7 lo cual evitaría los problemas de rendimiento actuales.
La siguiente gráfica muestra las diferencias del plan de alto rendimiento y el nuevo plan balanceado para Ryzen respecto a el plan balanceado de Windows 10 básico:
 

 
Así podremos seleccionar el nuevo plan:
 

 
Además del problema descrito anteriormente, el nuevo parche soluciona también un problema asociado a los P-States de Ryzen los cuales tendrían unos umbrales demasiado altos en Windows 10, el nuevo parche incorpora unos temporizadores y umbrales nuevos para adaptarse mejor a SenseMI, mientras que AMD asegura que esto no provocara ningún tipo de subida de consumo de sus procesadores.
Para acceder al nuevo plan de energia unicamente tenemos que instalar el parche proporcionado por AMD aquí  el cual añadirá el nuevo plan de energía a Windows 10 y solo nos quedará seleccionarlo para poder utilizarlo.
Fuente: Eteknix
 

Comentarios