AMD ha publicado hoy diferentes benchmark en el que nos muestra las ganancias de rendimiento en cuanto a sus CPU Ryzen y su relación con la memoria DDR4, gracias a sus nuevos AGESA 1.0.0.6 que ya vienen incluidos en las ultimas BIOS. Para realizar los test, AMD ha reclutado al overlocker Sami Mäkinen el cual ha utilizado un AMD Ryzen 1700 junto a una placa base ASUS Crosshair VI y memoria RAM sin identificar.
Los AGESA 1.0.0.6 traen consigo dos importantes novedades en cuanto a compatibilidad de memoria en forma de dos nuevos modos, el primero de ellos es llamado Bank Group Swap (BGS) y determina como las aplicaciones manejan las direcciones físicas en la memoria, mientras que en segundo lugar tenemos Geardown Mode (GDM), el cual permite aumentar las velocidades de la memoria rebajando las velocidades de comandos y direcciones. Ambos modos benefician bastante a la RAM DDR4, sobre todo a los modulos DIMM Dual-Rank y más teniendo en cuenta que es una actualización gratuita es totalmente bienvenida.
 

 
En el primer test se muestran las diferencias entre tener activado el modo BGS o no, y una muestra de las memorias sin estas mejoras a mayor velocidad donde son apreciables notables mejoras de rendimiento, algo muy importante para esta plataforma.

Mientras que el segundo test nos muestra las mejoras de rendimiento gracias al modo GDM del cual AMD comenta lo siguiente:

“GDM está habilitado por defecto para velocidades de memoria mayores que DDR4-2667 según la especificación DDR4. GDM permite que la RAM utilice un reloj que sea la mitad de la frecuencia real de DRAM con el fin de bloquear (almacenar un valor) en los buses de comando o de dirección de la memoria. Este cierre conservador puede permitir potencialmente mayores velocidades de reloj, una compatibilidad más amplia y una mejor estabilidad, lo que es bueno para el usuario promedio.

Pero, ¿qué pasa con los overclockers? Para los overclockers, el modo Geardown será digno de mención porque también le dice al subsistema de memoria que “no tenga en cuenta” la velocidad de comando establecida en el BIOS. Como las velocidades de comando 1T pueden ser beneficiosas (aunque difíciles de mantener) para el rendimiento, la tabla siguiente le pregunta si es útil ejecutar GDM si se puede lograr la velocidad de reloj de memoria deseada. Alerta de spoiler: probablemente no. “

 

Básicamente, aporta compatibilidad a módulos de mayor velocidad, pero en cuanto a rendimiento no aporta nada como podemos ver en la siguiente gráfica:

 

 
Sobre BGS AMD comentaba lo siguiente y presentaba las siguientes pruebas:

“BankGroupSwap (BGS) es una nueva opción de mapeo de memoria en AGESA 1.0.0.6 que altera cómo se asignan las aplicaciones a ubicaciones físicas dentro de los módulos de memoria; El objetivo de este es optimizar cómo se ejecutan las solicitudes de memoria después de tener en cuenta la arquitectura DRAM y los tiempos de memoria. La teoría dice que cambiar este ajuste puede cambiar el equilibrio de rendimiento en favor de juegos o aplicaciones sintéticas. Nuestros datos parecen soportar esto.

Nuestros juegos se hicieron un poco más rápido con BGS desactivado, mientras que el ancho de banda de memoria AIDA64 fue mayor con BGS ON “.

 


 
Por lo que podemos concluir que los dos modos BGS y GDM aportan mayor compatibilidad, aunque el rendimiento en juegos dependerá de nuestra configuración, ya que con BGS hemos comprobado que a pesar de que el rendimiento en bruto es mayor, los juegos se ven afectados negativamente.