AMD ha presentado durante la Computex 2021 sus versiones portátiles de las GPU RDNA 2 de serie RX 6000, que con la coletilla “M” llegan a este mercado en configuraciones interesantes, pero que distan frente a los modelos de sobremesa.

El modelo de gama alta Radeon RX 6800M parte de una configuración de 40 Compute Units hasta a 2,3Ghz, acompañado de 96MB de Infinity Cache y una VRAM de 12GB GDDR6, lo que nos pone sobre la mesa las especificaciones de las RX 6700 de sobremesa, pero con una frecuencia más relajada.

AMD compara el rendimiento de su Radeon RX 6800M 12GB con las GeForce RTX 3080 8GB para portátiles, obteniendo la ventaja en los cinco juegos presentados.

En la gama media tenemos a las Radeon RX 6700M, que suponen un pequeño recorte hasta los 36 Compute Units junto a 80MB de Infinity Cache y una VRAM de 10 GB GDDR6, también repitiendo el máximo de 2,3Ghz para su núcleo.

Finalmente en la gama baja tendremos una Radeon RX 6600M con 28 Compute Units, pero con una gran diferencia en cuanto a Infinity Cache, ya que queda en tan solo 32MB a pesar de que la GPu se acompaña de 8GB de memoria GDDR6. Este modelo ha sido diseñado con la resolución 1080p en mente, de ahí que Infinity Cache se haya reducido notablemente.

Todos los nuevos modelos Radeon RX 6000M disponen de un número de Ray Accelerators igual a los Compute Units disponibles, por lo que como mínimo tendremos el rendimiento de las RX 6700 de sobremesa en el modelo de gama alta, mientras que los dos modelos restantes deberían ser más potentes que una Xbox Series S.

Suscríbete!
Notificar
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios