Con el lanzamiento de la segunda generación de procesadores Ryzen y con la relativa cercanía de los procesos a 7nm en 2019, todo parecía indicar que AMD iba a reservarse el lanzamiento de una segunda generación de procesadores entusiastas Threadripper para el año próximo. Ya que esta plataforma tampoco es que tenga una gran acogida.
Pero parece que AMD no va a tirar la toalla en el mercado entusiasta y recientemente se ha anunciado que durante el mes de agosto de este mismo año los nuevos Threadripper 2 llegarán a las estanterías junto a nuevas placas base de chipset X399 revisados. El cometido de estos procesadores sería el mismo que la segunda generación, ya que con una arquitectura revisada a “Zen+” y fabricados a 12nm los nuevos procesadores ofrecerán mejoras en cuanto a frecuencias, velocidades de memoria DDR4 y un soporte extendido de compatibilidad.
Si nos ceñimos a los cambios en la segunda generación la mejora de un Ryzen Threadripper 1950X a su versión de segunda generación implicaría una mejora de frecuencias de stock de al menos 300Mhz, por lo que pasaríamos de 3.4Ghz hasta los 3.7Ghz de base, mientras que las frecuencias XFR que ya alcanzaban los 4.1Ghz en la primera generación recibirían un aumento importante quizás hasta los 4.3 o 4.4Ghz. Teniendo en cuenta que hablamos de procesadores de 16 núcleos y 32 hilos, sobra decir que el nuevo Threadripper 2950X aumentaría la potencia de la plataforma entusiasta hasta un nuevo peldaño muy interesante, mientras que el IPC mejorado y el mejor soporte de memoria DDR4 provocarán mejoras gaming bastante interesantes.
La duda queda en cuanto a consumos, ya que el nuevo procesador tope de gama aumento el TDP en la plataforma sobremesa y parece algo contraproducente hacer lo mismo en la plataforma entusiasta, por lo que quizás la mejora de frecuencias podría no darse en busca de contener el consumo o contener el TDP final de estos procesadores.
 

Comentarios