Hoy os presentamos el análisis de Bad Dream: Fever en PC, el cual representa la secuela de Bad Dream. Bad Dream: Fever desarrollado por Desert Fox nos introduce en una aventura de horror de tonos sepia al viejo estilo de las aventuras gráficas point-and-click, en la que la tinta (como enfermedad que lo consume todo) está acabando con la poca vida restante de este mundo post-apocalíptico.

El juego ya nos advierte desde los primeros compases acerca de lo peligrosa que es la tinta con un sonido estático cada vez que pulsamos sobre ella, representando el dolor que produce este líquido y lo cerca de la muerte que hemos estado por acercarnos a el, como si fuera material radioactivo que nos quemara al instante.

Una mujer misteriosa con una vieja mascara de galeno durante las plagas nos va a guiar durante esta tétrica aventura, en busca de objetos que nos permitirán reparar a otros, unas misiones que en ocasiones se volverán muy agobiantes debido a que la calidad de las pistas sobre que debemos encontrar y donde deja bastante que desear. Esto hace que vayamos de aquí para allá usando el point and click en cualquier cosa que veamos con la esperanza de que en algún momento encontremos el objeto indicado y podamos completar la misión y continuar el juego, algo que me recuerda bastante a muchas aventuras gráficas del pasado en las que las explicaciones brillaban por su ausencia.

Una vez encontramos lo que necesitamos, muchas veces se vuelve complicado pulsar sobre ellas, ya que a pesar de que la mayoría de ideas son muy creativas y buenas, en muchas ocasiones vamos a encontrar que están mal implementadas o no disponen de lógica alguna que nos guía hasta como debemos hacerlas. Este problema hace que un juego que tiene una buena ambientación de horror, se termine convirtiendo en una aventura de frustración constante de oír los mismos efectos sonoros una y otra vez mientras permanecemos en el mismo lugar intentando resolver un puzzle que en muchas ocasiones no es difícil, pero si está mal diseñado, lo cual hace complicado avanzar.

El apartado gráfico del juego intenta recrear el estilo de viejos dibujos y falla en muchas ocasiones en dar ese ambiente de horror que quiere representar el juego, ya que a pesar de que la calidad es buena, el estilo de dibujo no es el adecuado para esta atmósfera.

En el lado del sonido tenemos varios temas que ayudan a sumergirse, sin sobresaltos, en está aventura, lo cual sirve de acompañamiento a los escenarios que buscan ser tétricos. El juego utiliza también muchos sonidos de estática, que nos llevan a pensar que se trata de algo antiguo y casa muy bien con las escenas de horror.

Conclusiones

Bad Dream: Fever es un juego bastante simple debido a su genero point-and-click, donde se ha contado una historia de horror, lamentablemente la ejecución de las mecánicas del juego y de como se cuenta la historia es muy mejorable, aunque es digno de darle una oportunidad si estamos realmente interesados en este género de juegos, ya que de otra manera os recomiendo pasar por otros clásicos.

Bad Dream: Fever era una idea buena, pero necesita de más trabajo y un mejor acabado para convencer al público general, por lo que finalmente opto por un aprobado justo, que lo hace entrar en nuestro galardón de bronce.

Bad Dream: Fever 5/10

Lo Mejor:

  • Aventura gráfica de horror
  • Ambientación tétrica

Lo Peor:

  • Es un juego mejorable en casi todos sus aspectos