Análisis – Battletoads

0
36

Mucho tiempo ha pasado desde que viéramos un título de Battletoads desde sus inicios en la NES desde 1991, ahora en este extraño 2020 volvemos a recibir a Battletoads en PC y Xbox One, el regreso de unos de los beat ’em up más difícil de los 90.

La primera sensación al ver Battletoads para los veteranos es llevarse las manos a la cabeza, ya que desde que se presentara en el E3 2018 hemos podido ver el cambio drástico de la franquicia desde un estilo de dibujo adulo y rockanrolero a un estilo que perfectamente cuadraría en la parrilla de programas de Cartoon Network. Dlala Studios ha optado por revivir la franquicia con un lavado de cara que puede gustar más o puede gustar menos, pero lo cierto es que los vídeos e imágenes no le hacen justicia a lo que realmente nos espera al jugarlo.

Battletoads (2020)

Rash, Zitz y Pimple vuelven a la carga con aspecto renovado y un tono de humor joven sin llegar a ser infantil, pero conservado siempre ese aspecto de tíos molones que siempre les ha caracterizado. Cada uno de los sapos aporta un estilo de juego único, que además aporta variedad con tres tipos de ataques que pueden mezclarse en combos para conseguir nuevas combinaciones y algunos resultados nuevos.

El juego permite que juguemos de 1 a 3 jugadores, lo cual introduce un extraño en la jugabilidad, si elegimos jugar solos podemos continuar con el resto de sapos al caer hasta que no quede ninguno y estos van recuperándose a cada punto de control o si pasa el tiempo. Con dos jugadores el cambio al tercer sapo ya no es automático, pero podremos llamarlo para continuar la partida si tu o tu compañero caéis en combate, además, podremos revivir al compañero caído para que continúe jugando. A tres jugadores obviamente ya no podemos cambiar de sapo, pero obviamente el tercer jugador ayuda lo suficiente como para no tenerlo en cuenta y seguimos con la posibilidad de revivir a los compañeros caídos.

Yo no llamaría a Battletoads un juego Beat ’em up clásico como tal, ya que toma como referencia no solo los minijuegos clásicos, sino que además añade multitud de minijuegos y puzzles que habremos de completar de tanto en tanto mientras avanzamos en la historia principal. Los minijuegos muchas veces están diseñados para acompañar la historia de la aventura con acciones que no podríamos tomar directamente en el Beat ’em up como tal, pero llegan a hacerse tediosos e incluso las fases con las turbomotos que a priori parecen interesantes quizás se hagan demasiado largas.

Volviendo a las tortas, Battletoads es lo que esperaba de un Beat ’em up de 2020, el juego luce mejor cuando cogemos el mando y vemos toda la vida que hay en los tres sapos y enemigos, cada animación está bien cuidada, las reacciones son excelentes y los escenarios cumplen a la perfección con una mezcla de profundidad 3D y elementos 2D de gran calidad, tanto es así que las escenas de turbomoto palidecen al optar por simples pasillos 3D.

Battletoads nos aporta tres modos de dificultad iniciales: Renacuajo, Sapo y Battletoad, si bien este título no es tan complicado como sus predecesores, el nivel de dificultad es más elevado que los juegos modernos y puede llegar a abrumar a quienes estén acostumbrados a esta era de juegos más sencillos. Battletoads conserva el estilo arcade a pesar de ser una aventura con una historia potente llena de minijuegos, todo un festival para los ojos que os recomendamos disfrutar con amigos.

Rash es el personaje medio, con golpes con cierto poder y una velocidad normal, con sus combos podemos lograr buenas cantidades de daño y tenemos varias opciones para hacer daño en area. Zitz es el personaje de golpes rápidos pero poco potentes, que además también se resiente en salud de forma similar a Rash, a cambio los enemigos más débiles pierden opciones de contraatacar ante la avalancha de golpes, sus ataques especiales se parecen a los de Rash en finalidad, pero consiguen aumentar el número de golpes de combo con facilidad y disponemos de un ataque hacia ambos lados bastante interesante. Pimple es el tanque del equipo, con golpes potentes y lentos, ideal para añadir daños con un solo golpe a los enemigos y absorber algo más de daño que sus compañeros, gracias a su extra de vitalidad.

La variedad de acciones se completa con varios usos de la lengua de sapo que nos permiten lanzar chicles para detener momentáneamente a los enemigos, atraer a los enemigos, cambiar de plano o consumir las valiosas moscas que nos restauran la vitalidad. Por otro lado también podemos defendernos con un movimiento rápido del trigger derecho y el joystick derecho, las combinaciones son muchas más que las del Beat ’em up clásico de los 90, una vez vayamos dominando a los sapos con su gran variedad de acciones veremos que el juego se torna algo más sencillo.

Los nuevos enemigos del juego aportan una gran variedad de estilos de combate y como no, es necesario fijarse en sus claros patrones para poder hacerse frente a ellos, ya que algunos usan un escudo que solo podremos romper con nuestro golpe potente, otros requerirán que esperemos a contraatacar tras esquivar, algunos nos disparan a distancia y al final cuando todos se mezclan es cuando se complica la cosa.

El juego se acompaña de un tutorial que han tenido a bien de espaciar según vamos encontrando a los enemigos, por lo que antes de enfrentarnos a una mecánica nueva, veremos un pequeño tutorial a la izquierda de la pantalla con el juego en pausa que nos explicará como lidiar con el problema.

En el extremo de que te hayas visto abrumado con la dificultad de alguna fase, el juego permite activar un modo invulnerable una vez has muerto las suficientes veces, un poco de burla por ser tan malo. Aunque este es un último recurso, ya que el juego goza de puntos de control suficientes para ir avanzando tranquilamente y retomarlo desde el último, nada de los clásicos arcade en los que tenias que recomenzar la aventura, nada de Game Over.

Conclusiones

Battletoads es definitivamente una experiencia para jugarla con amigos y aprovechar la oportunidad de disfrutar un hoy en día escaso juego cooperativo de hasta tres jugadores con una historia de humor que puede hacer que todo el mundo se eche unas risas a costa de las aventuras de los sapos.

Quien esperara una secuela directa del Battletoads original probablemente se sienta decepcionado con este giro visual, pero debo decir como veterano que darle una oportunidad y librarse de prejuicios es probablemente lo mejor que se puede hacer. Una vez librados de la sombra del pasado nos espera un gran videojuego de corte visual y sonoro excelente, cuidado hasta en los detalles más pequeños.

Dlala Studios han conseguido revivir al clásico Beat ’em up y le ha dado un enfoque nuevo guardándose la jugabilidad clásica y combinándola con multitud de mecánicas nuevas, lamentablemente el resultado final se ha visto empañado por un desde mi punto de vista excesivo afán por los minijuegos. Battletoads pierde un poco el balance y tropieza saliendose de su género de tanto en tanto como pequeñas fases que aportan un respiro.

Battletoads finalmente se lleva nuestro galardón de Oro con muchas tentaciones de haber logrado el Platino que es nuestra máxima puntuación en Gamerbits, pero creo que de haber una secuela (que esperaré con ansia), se debería revisar que ha sobrado en esta reforma. Por cierto, si eres suscriptor de Xbox Game Pass, no sé a que estás esperando para probarlo con tus amigos.

Eloy Puigcerver
Apasionado de los videojuegos, el hardware y el entretenimiento audiovisual, mi propia trifuerza que trato de plasmar cada día en Gamerbits.