Hoy os presentamos en OCKD el análisis del Gamepad MSI Force GC30, un controlador inalámbrico creado por MSI dentro de su línea Gaming Gear basándose en el diseño del controlador de Xbox 360 en forma y disposición de botones. El controlador GC30 de MSI no solo aspira a parecerse al controlador de consola, si no que también busca mejorar algunas de sus características ofreciendo una alternativa gaming muy competente.
En primer lugar, MSI presenta esta nueva opción inalámbrica con la posibilidad de utilizarse con cable, algo que era imposible en el controlador de Xbox 360 ya que Microsoft no incluyo esta opción. Otra de las mejoradas características en el Force GC30 es la de integrar una batería de 600mAH, lo cual nos permite cargar el gamepad sin tener que adquirir una batería adicional.
El MSI Force GC30 además puede utilizarse en dispositivos Android gracias a su cable OTG incluido, lo cual también lo hace ideal para jugar a juegos móviles, más ahora que títulos como Fortnite o Playerunknown’s Battlegrounds ya han realizado su asalto a esta plataforma.
Estás son sus especificaciones según la web de MSI:

  • Sistemas Operativos soportados: Windows 10/8.1/7 y Android desde 4.1
  • Interfaz: USB 2.0
  • Dimensiones: 156 x 105 x 62.5
  • Peso: 280gr
  • Batería: 600mAH de litio, con una duración aproximada de 8 horas
  • Cruceta intercambiable
  • Cable USB de 2m, Cable microUSB a microUSB para dispositivos Android

 
 

 
 

Comentarios