Esta semana terminamos con un análisis de un nuevo producto de Razer, ya que hemos podido probar durante varias semanas su nuevo teclado Razer Blackwidow V3, la nueva versión de uno de sus teclados más populares que vuelve a la carga con novedades y la posibilidad de elegir entre switches mecánicos verdes o amarillos Razer (también puede elegirse en color negro o Quartz Edition).

En nuestro caso la unidad recibida incorpora los switches verdes, que aportan más respuesta táctil y sonora que la versión con switches amarillos, pensados para un tacto suave y silencioso. Cada switch cuenta con un armazón superior completamente transparente coronado en la parte superior por un punto de iluminación Razer Chroma, lo cual busca extender lo más posible la iluminación por la zona baja del keycap, que es de doble capa, pero con la tecla con transparencia para que pueda iluminarse.

Razer viene algún tiempo ya utilizando estas keycap construidas bajo ABS de doble inyección, lo que asegura que la tecla jamás va a desgastarse y perder el nombre de su función, además, el doble inyectado y las paredes gruesas las hacen mucho más resistentes.

Pasando al lado técnico, los switches Razer cuentan con una tasa de sondeo de 1000 Hz y su durabilidad se cifra en 80 millones de pulsaciones. Por su lado la iluminación Razer Chroma es independiente en cada tecla como hemos comentado con anterioridad, lo que permite que cada tecla pueda configurarse con hasta 16,8 millones de colores.

Pasando al teclado en general, tenemos una configuración donde los switches reposan sobre una estructura de aluminio extra resistente, donde Razer ha incluido una configuración completa con teclado numérico que además se acompaña de una rueda digital multifunción de gran tamaño y una tecla multimedia.

El Razer Blackwidow V3 llega acompañado de un reposamuñecas de plástico texturizado, que a diferencia de otros modelos de la marca no llega imantado y basa su sujeción simplemente en las almohadillas antideslizantes. La elección del plástico duro texturizado frente a la almohadilla de piel sintética habitual puede tener su ventaja, ya que por lo general debería aportar un resultado más fresco.

Las opciones multimedia de este modelo son sencillas y practicas, ya que el enfoque ha sido el de ofrecer una gran rueda texturizada con la que podremos regular rápidamente el volumen, mientras que la tecla multimedia sirve para pausar o reanudar el contenido, a no ser que elijamos otra función diferente.

El Razer Blackwidow V3 cuenta como habitualmente de varias funciones extras ubicadas como alternativas en las teclas de función, como la posibilidad de cambiar la iluminación o elegir entre modos de macro o juego.

El Razer Blackwidow V3 cuenta con una memoria integrada capaz de almacenar 5 perfiles, los cuales también son guardados en el software Razer Synapse 3 en nuestra cuenta, lo que permite recuperarlos en la nube en caso de cualquier tipo de problema.

El cuanto a conexión, tenemos el habitual cable USB con un enfundado trenzado suave, que puede ubicarse en la parte inferior del teclado para poder elegir por donde saldrá, lo cual es ideal para quienes sean muy maniáticos del orden de los cables.

Conclusiones

Razer ha revisado con el Razer Blackwidow V3 uno de sus teclados mecánicos más populares, los cambios frente a la versión V2 son bastante claros, ya que se ha optado por simplificar enormemente el modelo. En primer lugar llama la atención que han desaparecido las 5 teclas adicionales de la parte izquierda del teclado, mientras que el panel de señalización de modos activos de la esquina superior derecha ha sido reducido a un pequeño sistema de LED encima de las teclas direccionales, a cambio, esta zona ahora alberga las teclas multimedia.

La estructura del teclado también ha cambiado, ya que ahora la versión V3 es del tipo estructura plana con las teclas en la parte superior, mientras que la versión V2 disponía del clásico hueco para las teclas. Casi todos los cambios en el Blackwidow V3 van orientados a simplificar el teclado y hacerlo más cómodo, pero quizás haya que lamentar que el reposamuñecas se haya sustituido por uno de plástico frente al de piel sintética acolchado, sobretodo cuando su precio es ligeramente superior.

En el lado tecnico tenemos toda la tecnología de Razer como habitualmente, desde sus propios switches con dos opciones diferentes entre respuesta sonora y táctil, o suavidad y silencio de pulsación, hasta el Ultrapolling de 1000Hz y el acompañamiento fundamental que supone el software Synapse a la hora de configurar macros, o las opciones de la iluminación LED RGB Razer Chroma que siempre destaca.

Por lo general los cambios en el Razer Blackwidow V3 son positivos respecto a la versión anterior y al momento de escribir este análisis lo hemos podido encontrar por alrededor de los 144€ en tiendas como Amazon con un pequeño descuento frente al PVP de 149,99€ de la propia Razer. En conclusión, le otorgamos al nuevo teclado nuestro galardón Gamerbits Oro recomendando la compra.

Lo mejor:

  • Opciones de Negro y Quartz Edition, más opciones de switches Green o Yellow.
  • Simplificación general del teclado, se ha reducido su tamaño.
  • Rueda y tecla multimedia muy cómodas

Lo peor:

  • Reposamuñecas sin imantar y de plástico.
Suscríbete!
Notificar
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios