Análisis – Tamarin

0
15

En la época de SNES y Nintendo 64 era como un sello de calidad comprar un juego desarrollado por RARE, cada juego de plataformas de Donkey Kong o Banjo Kazooie era una joya, pero lamentablemente desde que RARE fuera comprada por Microsoft esas joyas han desaparecido y ahora son otros los que buscan recuperar esa gloria pasada.

Uno de estos intentos de recuperar la gloria pasada por ex-empleados de RARE es Tamarin un juego de plataformas y en gran parte un shooter en tercera persona. Chameleon Games recupera el buen hacer de aquellas épocas, aunque fracasa en el resultado global, quiere tener el espíritu de las grandes obras de RARE, pero queda a medio camino.

El juego comienza rápidamente presentando el adorable mundo de Tamarin, donde el protagonista (una especie de pequeño monito) y su familia viven en una pequeña cabaña rodeados de varios tipos de animales que habitan el bosque, las cosas cambian rápido, ya que un ejercito de insectos invade rápidamente su hogar para contaminar la zona con sus fabricas eliminando ya de paso a los animales que se encuentran a su paso. Con su viejo bosque en llamas, corremos a buscar a nuestra familia y un erizo que anda escondido nos entrega nuestra primera arma para poder enfrentar a los malvados insectos.

La aventura en sí es bastante simple ya que fuera de la exploración habitual de los plataformas con las mecánicas de desbloqueo de nuevas zonas mediante puertas o sistemas ocultos, tenemos una aventura completable en cinco horas donde los enfrentamientos a tiros con enemigos que parecen tener una IA también de los 90 no presentan ningún desafío preocupante, lo cual desemboca en un gamplay bastante repetitivo de andar junto a un gunplay nada atractivo. Los enemigos tienen cierta variedad y podremos utilizar varios tipos de armas, pero la falta de esfuerzo en hacer el juego más interesante.

Dejando de lado la decepcionante jugabilidad, el juego tiene unos gráficos bastante decentes en 3D y los diseños de los personajes están bien acabados, simplemente echando de menos mejores animaciones que aprovechen ese potencial y haberlo combinado con una jugabilidad mejor. En cuanto a la música y efectos sonoros, están ahí para cumplir su función, no logrando que recordemos especialmente ninguna melodía del juego. La versión PC se remata además con un nulo soporte de control mediante teclado y ratón, haciendo obligatorio el usar un gamepad.

Conclusiones

Chameleon Games ha puesto su esfuerzo en realizar una especie de sucesor espiritual de juegos como Jet Force Gemini y las joyas de RARE del pasado, pero a pesar de que la idea prometía inicialmente nos hemos quedado con un juego que luce bien gráficamente pero se queda corto en todos los sentidos en cualquier otra característica.

El resultado general de Tamarin es bastante decepcionante, ya que muchos de los que quedamos encandilados con los tráilers mostrados durante el verano nos hemos sentido decepcionados con el resultado final, ya que esperábamos que realmente fuera mucho más allá que un indie tan básico. Por ello lamentablemente, finalmente he decidido no otorgarle nuestro galardón mínimo de Bronce, ya que siendo justos, no puedo recomendar la compra para un producto que a mi parecer está lejos de estar terminado.

Eloy Puigcerver
Apasionado de los videojuegos, el hardware y el entretenimiento audiovisual, mi propia trifuerza que trato de plasmar cada día en Gamerbits.