Más de dos décadas hemos tenido que esperar para recuperar como secuela al clásico Theme Hospital, que rescatado por SEGA y Two Point Studios es un sucesor no oficial gracias a que los derechos todavía siguen en manos de Electronic Arts.

Two Point Studios es un estudio formado por ex-empleados de la legendaria Bullfrog que dio a la vida a Theme Hospital en 1997, por lo que la esencia del título original se respira a cada paso de Two Point Hospital convirtiéndolo en un sucesor verdadero y legitimo. Y digo verdadero o legitimo porque muchos han intentado en el pasado lograr un sucesor a Theme Hospital sin éxito, pero fallaron puesto que prescindieron de su humor o convirtieron al título en otra trampa freemium para móviles.

Dejando de lado el pasado, el pasado jueves día 30 se estrenaba en PC Two Point Hospital a un precio que ligeramente superaba los 30€. Título que se entrenaba con un nuevo modo campaña que a la vez sirve de tutorial con el cual iremos conociendo las diferentes mecánicas y desafíos a afrontar según vayamos avanzando.

Por supuesto debo separar a los jugadores que no han jugado nunca al título de gestión y a los que llegábamos ya con nociones debido a que habíamos jugado al título original posterior. Ya que en las redes sociales hemos podido ver algunas quejas acerca de que o es demasiado difícil y los jugadores se quedan sin dinero, o otros jugadores veteranos que subestiman la dificultad debido a que ya conocían sus mecánicas.

Como ya fuera en 1997, los primeros niveles son apenas un paseo donde aprendemos a utilizar la extensa interfaz y nos ayudan a comprender las mecánicas del hospital, ya que nuestra labor como administrador pasa por gestionar los empleados y las diferentes salas que forman parte de nuestro negocio.

Lejos de repetir el error de repetir lo que encontramos en 1997, Two Point Hospital nos presenta todo un abanico de humorísticas nuevas enfermedades que padecen los ciudadanos de Two Point Country. Algunas de ellas se tratan con apenas una visita a la consulta y un cóctel de la farmacia, pero otras requieren de un paso más exhaustivo por salas de diagnostico y tratarse bajo salas especializadas, como puede ser el caso de los “Lumbreras” o de las “Infecciones Payasitarias”.

Cada sala que creemos tiene unos objetos y espacio mínimo necesario para funcionar, mientras que aportar espacio o objetos adicionales mejorará el nivel de la sala y la felicidad de tanto los empleados como de los pacientes que pasen por ella. Lo mismo ocurre con los pasillos del hospital, ya que mantener las necesidades de los pacientes cubiertas, como la sed, el hambre e incluso el aburrimiento será clave para hacer su paso más feliz por nuestras instalaciones.

Los empleados vuelven a jugar un factor fundamental, ya que si por un lado podemos optar por empleados menos cualificados para ahorra dinero, por otro lado empleados mejor cualificados detectarán las enfermedades más rápido y aplicarán mejor o con mayor éxito los tratamientos recomendados.

Es necesario hablar de que en esta ocasión se han aumentado los papeles que pueden ejercer estos empleados, ya que antiguamente un recepcionista se dedicaba únicamente a atender la recepción, mientras que ahora los “auxiliares” pueden atender la recepción o varios puestos en el hospital preparados para ellos, como por ejemplo un puesto de revistas.

Los enfermeros también han ganado protagonismo, ya que ahora el numero de salas en los que son necesarios ha aumentado considerablemente y se han vuelto el eje principal del título. Los médicos por su parte siguen manteniendo su papel en las diferentes salas, sin novedades aparentes a excepción de haber perdido su papel en la sala de Diagnostico Avanzado.

Los bedeles ahora también cuentan con un nuevo papel además de limpiar los pasillos y reparar las maquinas, puesto que un paciente muerto ahora puede convertirse en fantasma y acosar a empleados y pacientes por los pasillos del hospital. Estos fantasmas pueden capturarse por bedeles especializados y pueden utilizarse en fases más avanzadas del juego.

En cuanto a la gestión del hospital, se ha aumentado el peso de los objetos, aumentando el repertorio considerablemente. Los objetos pueden comprarse como habitualmente, pero otros han de desbloquearse con kudos o se obtienen al superar ciertos desafíos.

En los nuevos hospitales podemos obtener puntuaciones basadas en las estrellas del hospital, de las cuales podemos acumular hasta tres. Las estrellas son necesarias para desbloquear nuevas ubicaciones en el mapa, aunque podemos pasar a otra ubicación tras solo conseguir una, al menos al principio.

Conseguir la segunda estrella o tercera estrella implica superar retos que mayormente se basan en tiempo y crecimiento del hospital. Aunque hemos encontrado otros que pueden poner a prueba nuestra paciencia ya que requieren por ejemplo de lograr que los empleados sean más felices de cierto porcentaje.

En resumen, Two Point Hospital es más que un digno sucesor del legendario Theme Hospital. Aunque en España siento que la ausencia del doblaje ha hecho que se pierda gran parte de la magia que tenía el título de 1997, un descuido que suele ser bastante habitual en SEGA.

Por lo que finalmente hemos decidido puntuar a Two Point Hospital con nuestro galardón de Oro GamerBits, un aprobado excelente merecido que podría haber sido un excelente si se hubieran añadido algunos detalles modernos o la posibilidad de jugar con amigos.

Two Point Hospital 8/10

Lo mejor:

  • Un digno sucesor a Theme Hospital
  • Carisma propio
  • Grandes dosis de humor
  • Apto tanto para novatos como para veteranos
  • Cada nivel alberga nuevas sorpresas

Lo peor:

  • Ausencia de doblaje
  • Sin multijugador
  • Solo un modo de juego