Hace unas semanas os presentamos en nuestra web el análisis del router Xiaomi Mi Router 3, uno de los modelos más populares del mercado por su precio bajo y sus geniales características. Sin embargo eramos conscientes de que existía una versión actualizada del producto, por lo que hemos cooperado de nuevo con la conocida tienda Banggood para ofreceros el análisis del Xiaomi Mi Router 3G.

Esta nueva versión del router Xiaomi es físicamente igual a su predecesor, con una configuración basada en la misma APP móvil o desde la web, siempre en inglés. Pero son sus características mejoradas lo que hará que nos decantemos por sus segunda versión.

La versión anterior del Xiaomi Mi Router 3 solo equipaba dos puertos traseros LAN de 10/100 y un puerto WAN 10/100/1000, lo cual era bastante obsoleto para una red casera actual donde por lo general usamos puertos Gigabit. El nuevo Xiaomi Mi Router 3G soluciona este problema actualizando ambos puertos a Gigabit, lo cual hace que la red local sea 10 veces más rápida frente a su predecesor y soluciona el aspecto “feo” de que casi era más rápido conectarse a través de su WiFi 5G que a través del cable.

El hardware interno se ha tenido que reforzar por este motivo, por lo que hemos pasado internamente desde una CPU de un solo núcleo a una CPU de dos núcleos, mientras que la memoria RAM del dispositivo se ha doblado hasta los 256MB DDR3. Estos cambios deberían aportar un mejor soporte a las velocidades de transferencia del router, ya que esta apuesta de Xiaomi destaca por su apartado inalámbrico.

El router llega equipado con cuatro antenas y con una configuración de doble banda compatible con MIMO 2×2 en cada banda. La banda de 2.4Ghz de estándar N soporta velocidades de transferencia de hasta 300Mbps, mientras que la banda de 5Ghz de estándar AC alcanza los 867Mbps, una combinación de cerca de los 1200Mbps o como anuncia la propia caja del dispositivo AC1200.

Las antenas del dispositivo llegan separadas en dos parejas, dos que ofrecen una ganancia de 5dbi a la banda de 2.4Ghz y dos que ofrecen una ganancia 6dbi a la banda de 5Ghz. Durante nuestras pruebas y comparación con el anterior router hemos encontrado que siendo las mismas antenas el alcance y transmisión de datos es similar en ambos modelos.

Si en algo destaca el router Xiaomi Mi Router 3G como su predecesor, es en su penetración de paredes, puesto que el router que también cuenta con modo repetidor de señal si fuera necesario alcanza su señal a toda la vivienda con bastantes garantías. En nuestras pruebas hemos podido utilizar la Red 5G en habitaciones bastante lejanas con casi media docena de paredes entre la señal, mientras que la red 2.4G llega con el máximo de señal incluso a las habitaciones más alejadas donde el router de nuestra operadora solo podía soñar llegar.

También hemos realizado algunas pruebas con un edificio de varias alturas, ya que suele ser más problemático para algunos hogares más grandes transmitir la señal WiFi a diferentes pisos de la vivienda. Colocando el router en una habitación céntrica de la primera planta, hemos logrado obtener señal WiFi 2.4G de entre 20 y 30Mbps en la planta baja y en otra planta superior, mientras que las habitaciones más alejadas de esas plantas lograban una media de 15Mbps, lo cual ya permite navegar con soltura con el móvil, ver contenido online e incluso jugar ya que la conexión es estable.

Dejando de lado el hardware, pasamos al software, ya que como en su anterior modelo el Xiaomi Mi Router 3G puede configurarse desde una app móvil sin necesidad de utilizar un PC. Esta app nos ha permitido recuperar la configuración del anterior router fácilmente y aplicarla al nuevo modelo para comenzar a funcionar en apenas cinco minutos.

Para las instalaciones nuevas es necesario conectar el router a la red eléctrica y a Internet, tras unos pequeños pasos desde la app ya tendremos nuestro router completamente configurado. La pena es que la app del móvil solo sirve para el modo router, ya que si queremos utilizar el modo puente WiFi ya deberemos recurrir a un PC para conectarnos de la forma habitual y acceder a las opciones avanzadas.

El software del router nos invita a utilizar algunas de sus características, como controlar las conexiones, ver estadísticas o gracias a su puerto USB trasero utilizar el router como almacenamiento en RED ya sea con un Pendrive o un disco duro externo.

En conclusión, por poco más de 48€ podemos hacernos con el Xiaomi Mi Router 3G desde la web de Banggood, siendo una gran alternativa como su predecesor para disponer de una mejor red Wi-Fi en casa, ya sea con modo router para directamente sustituir la del router de nuestro operador o como puente Wi-Fi para extender la señal y disponer de puertos físicos LAN que ahora son mucho más rápidos.

Lo mejor:

  • Red Wi-Fi con mucho alcance y buenas transferencias
  • Formato muy reducido y estética simple
  • Precio bajo
  • Posibilidad de gestionar y configurar desde el móvil

Lo peor:

  • Faltan algunas alternativas de soporte, como por ejemplo la posibilidad de instalarlo en la pared.