Ya sabemos en la historia de la televisión en España que la relación de este medio con otros medios que compiten por la atención de los ciudadanos como los videojuegos y servicios varios de internet no suele ser precisamente buena, lo que acaba resultando en informativos lamentables donde se pone a los jugadores de Final Fantasy de asesinos, a los jugadores de Grand Theft Auto de criminales en potencia y otras barbaridades derivadas del interés de manchar la imagen de un sector cada vez en aumento.

El último de estos ataques lo vimos hace una semanas contra Twitch y su famoso streamer Ibai, donde una madre de un chaval de 17 años que acusaba una adicción de su hijo a esta plataforma y a los streamers más populares, una historia que comenzó desde el confinamiento del pasado mes de marzo de 2020 y que según ella lo habría llevado a abandonar los estudios y cometer robos en casa. Con toda la intención, esta noticia llegaba después de que Ibai Llanos apareciera en el programa de Jordi Evole, donde el streamer confesaba ganar 120.000€ mensuales, una cifra que la madre señaló que provenía de chavales como su hijo adictos a la plataforma, llegando a culpar al streamer por ello.

Obviamente este no iba a ser el último ataque y esta semana llega de parte del programa de Espejo Público de Antena 3 otro reportaje con aires de difamación de manos de la presentadora y un “experto” que no dudan de tachar a los videojuegos de “Adicción Terrorífica”, incluso llegan más allá tachando al medio de entretenimiento como algo contraproducente ya que no tienen ningún tipo de beneficio para los jóvenes de hoy en día.

Estas palabras llegaban del psicólogo Marc Masip, que sin ningún tipo de estudio o pruebas que respalden sus palabras lanzaba en su programa estos nuevos ataques indiscriminados a los videojuegos, afirmando cosas tales como que se trata de un entretenimiento que aumenta las disputas familiares, empeora el cuidado de la higiene y que reduce el rendimiento escolar, llegando a aconsejar prohibir completamente el acceso a cualquier tipo de videojuego en casa. No se ha tardado mucho en descubrir por parte de las redes que Masip tiene un centro de “desintoxicación” con tarifas bastante altas para los padres, dejando claro las intenciones reales del programa.

En el resto del mundo también son bastante habituales los ataques contra los videojuegos en televisión y siempre tienen en común el lado hipócrita de señalar por violencia o adicción desde un medio que hace no tantas décadas se señalaba como “la caja tonta” donde jóvenes y adultos perdían el tiempo además de aprender conductas violentas o malsanas. Por suerte hoy en día los padres conocen mejor la tecnología y no caen tanto en los estereotipos que presentan este tipo de programas inventando culpables en terceros de problemas que se han de solucionar con educación en casa.

Suscríbete!
Notificar
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios