Sin duda 2017 ha sido un año en el que hemos hablado mucho de las loot boxes y estamos seguro que en 2018 seguirá siendo uno de los temas más polémicos en el mundo de los videojuegos. Sin duda la tensión entre las compañías que tratan de establecer esquemas de micropagos o las cajas de botín, y los jugadores que denuncian que este tipo de practicas debería clasificarse por los diferentes gobiernos del mundo como juegos de azar, solo que ha crecido durante los últimos meses y desde algunos sectores, incluso desde la industria parece que se están dando pasos para terminar con estas polémicas.
Apple parece que ha tomado cartas en el asunto y en sus nuevas reglas para publicar las APP en su store ha introducido el importante cambio que obliga a los desarrolladores a avisar de que objetos pueden obtenerse de las cajas de botín y en que probabilidades se obtienen estos. Una medida que puede parecer leve y que no soluciona nada, pero si sirve para avisar a los jugadores de que el juego que van a adquirir utiliza estos métodos y si aún así deciden jugarlo, saben en que medida pueden salir los premios de las mismas.
Apple realmente se ha visto forzada a hacer esto, puesto que el gobierno Chino fue el primero que dio el aviso a la compañía para que tomara estas medidas en su país. Por lo que finalmente la compañía de la conocida manzana simplemente ha seguido la corriente de esta medida para el resto del mundo y ante los rumores que Google piensa actuar de manera similar en su Play Store.
En el resto de la industria algunas voces hablan de establecer algunas normas para este tipo de negocio antes de que sea demasiado tarde y los gobiernos de varios países terminen legislando por su cuenta, llegando en el peor de los casos a señalar a algunos juegos como “juegos de azar”. Si se diera este ultimo caso, los juegos que incluyan estos sistemas se verían obligados a etiquetarse como para mayores de 18 años y se prohibiría su venta en algunos comercios, en busca de proteger a los menores. Por no hablar, de que en el peor de los casos algunas compañías podrían llegar a enfrentar cuantiosas multas por haber creado negocios de juegos de azar orientados a menores.