ARM ha presentado hoy sus dos nuevos núcleos Cortex A75 y A55, dos nuevas opciones destinadas a cubrir todos los segmentos de mercado con diferentes configuraciones en cuanto a núcleos. Los nuevos núcleos A75 y A55 presentan un rendimiento mono hilo superior y un rendimiento multi hilo que ha aumentado hasta un 50% dependiendo de la configuración.
Una de las novedades es DynamicIQ big.Little que permitirá configuraciones más flexibles de los núcleos para crear SoC más eficientes para cada tipo de dispositivo, como ejemplo nos ponen una configuración destinada a productos de gama alta como portátiles o SoC destinados a vehículos en el que se usan configuraciones de cuatro A75+ cuatro A55, o otro ejemplo para la gama media como podrían ser dispositivos móviles en el que se usa una configuración de un único núcleo A75 y siete núcleos A55. Esto permite como habitualmente ajustar consumos o obtener mayor rendimiento según las necesidades del software utilizado, ya que no siempre necesitamos la máxima potencia.
 

 
Los nuevos núcleos también llegan acompañados de una nueva GPU Mali G72 la cual dice aumentar el rendimiento en hasta un 40% y el consumo energético en un 25% frente a su predecesora la G72. Esta nueva GPU pretende aumentar las capacidades de los dispositivos móviles en cuanto a aplicaciones VR se refiere, a la vez que se consigue una mejor experiencia Gaming en los dispositivos que la usen.
 

 
Todos los fabricantes de SoC podrán desde ahora fabricar nuevos chips basados en estos nuevos núcleos de ARM, los nuevos dispositivos basados en estos nuevos núcleos se esperan para finales de 2017 o comienzos de 2018.
Fuente: ARM