Así funciona DirectStorage en Windows 10, Xbox Velocity Architecture en tu PC

0
36

Microsoft ha anunciado su nueva API DirectStorage para Windows 10, una de las claves de Xbox Velocity Architecture que pretende realizar un uso más efectivo de la memoria a través de DirectX 12 Ultimate. NVIDIA ha sido la primera en anunciar el soporte de esta API a través de RTX IO, una tecnología que estará presente en la serie GeForce RTX 30.

Volviendo a DirectStorage, todos sabemos que las nuevas consolas hacen uso de SSD NVMe que además cada vez son más populares en los hogares domésticos, su principal ventaja es su velocidad de lectura y escritura frente a los discos duros tradicionales, pasando de apenas cientos de MB/s a la escala de unos pocos GB/s, una mejora que a priori ha mejorado los tiempos de carga de cualquier aplicación que necesite un alto volumen de datos. El problema es que el panorama de esas aplicaciones ha cambiado y hoy en día es habitual que se hagan muchas más solicitudes de datos a los sistemas de almacenamiento, por lo que se producen cuellos de botella en cuanto por ejemplo un juego trata de acceder a nuevas texturas para cargarlas porque nos movemos por un mundo abierto, los juegos además han pasado a utilizar técnicas donde todos las texturas se dividen en archivos más pequeños para un acceso más rapido, lo que todavía ha aumentado más si cabe las solicitudes I/O.

Aun con la unidad de almacenamiento SSD más rápida del mercado, esta se conecta actualmente a la CPU, la cual transfiere los datos a la memoria RAM para descomprimir y luego los datos se transfieren a la GPU para finalmente terminar en la memoria de nuestra tarjeta gráfica, lo que supone un largo camino que aumenta las latencias y genera carga en la CPU para todo el proceso. Esto cambiará con DirectStorage, ya que Microsoft pretende que sea la GPU la que se encargue directamente de descomprimir los datos y guardarlos en la memoria de la GPU, lo que ahorrará recursos de CPU y además dará acceso a la mucho más rápida memoria de la GPU a la hora de mover datos.

Sobre la teoría, esto implica aumentar por cien la cantidad de datos que pueden moverse, mientras que el consumo de CPU se reducirá significativamente y lo que es mejor, los datos comprimidos permitirán a los juegos utilizar mucho menos espacio de los valiosos SSD, algo que posible detendrá el avance más allá de los 100GB de los AAA en la próxima generación de juegos a la vez que permitirá mundos abiertos sin popping, sin caídas súbitas de frames y mucho más complejos. Otra de las mejoras de este sistema será el mejorar la tasa mínima de frames de los juegos.

Por ahora DirectStorage es poco más que un anuncio, ya que Microsoft sigue trabajando en terminar su API que se utilizará en Xbox Series X, lo cual probablemente ya dice mucho de que AMD también lo utilizará con las tarjetas gráficas Big Navi.

Eloy Puigcerver
Apasionado de los videojuegos, el hardware y el entretenimiento audiovisual, mi propia trifuerza que trato de plasmar cada día en Gamerbits.