Atari debería haber comenzado ayer su campaña de reservas de su nueva consola Ataribox, sin embargo, este comienzo no dio lugar y Atari ha lanzado un comunicado en el que alude a que están preparando una mejor plataforma y ecosistema que la comunidad de Atari se merece.
El retraso es comprensible si tenemos en cuenta de que la presión a la hora de lanzar este tipo de productos retro es muy alta, y más cuando estas ofreciendo algo más que una consola retro, ya que Ataribox es capaz de reproducir juegos más modernos de PC como The Elder Scrolls V: Skyrim, uno de los grandes esperados para la consola, además de todas sus capacidades multimedia.
La nueva consola incluirá un nuevo joystick inalámbrico y la posibilidad de conectar gamepad como los de Xbox One para jugar a los juegos más modernos, mientras que en su interior se habla de una CPU AMD junto a una GPU desconocida y un sistema operativo Linux.
Por ahora Atari no ha desvelado nuevas fechas, ni si habrá algún tipo de cambio en los precios o en los packs ofrecidos.