Un nuevo estudio pedido por la Australian Environment and Communications Reference Committee, encargado de velar por los temas digitales y firmado por los doctores David Zendle y Paul Cairns , señala como juegos de azar a las Loot Boxes (cajas de botín) en Australia.

El nuevo estudio habla de que psicologicamente para los jugadores las Loot Boxes son más similares a los juegos de apuestas que los juegos de cartas coleccionables con los que tanto se escusan por su supuesta similitud grandes empresas como Electronic Arts. Empresas que han llegado a compararse con los huevos Kinder al referirse a sus cajas de botín, como comparativa de un regalo al azar que puede obtenerse tras adquirir el producto.

En el criterio psicologico, las Loot Boxes representa para ellos la misma asociación y problemática que los juegos de azar, donde los jugadores invierten sumas de dinero en busca de obtener los tan deseados premios. El estudio señala que los coleccionables de cromos no suelen albergar ese problema, ya que por lo general no son causantes de adicciones o problemas económicos.

El estudio concluye que las Loot Boxes condicionan a los jugadores a requerir la excitación de apostar para obtener más o mejores premios, por lo que al final el sistema termina en la misma problemática que quienes tienen adicción al juego.

Este estudio podría provocar que los juegos que incorporen estructuras de Loot Boxes en sus mecánicas de juegos tengan que ser señalados para mayores de 18 años y con advertencias de juegos de azar en su empaquetado. Lo cual podría provocar que algunos juegos tampoco pudieran venderse en todos los establecimientos habituales.

Comentarios