Bethesda se ha convertido en uno de los mayores soportes third party para Nintendo Switch en su corta vida, lanzando títulos como Skyrim o juegos como Wolfenstein y Doom que se creían imposibles para la consola híbrida.

Pero parece que no todo es posible para Nintendo Switch, o al menos eso es lo que dice el responsable de Marketing Pete Hines, que asegura que una versión de Fallout 76 para la consola híbrida no es posible, a pesar de que si se ha intentado. Así lo declaraba el mismo ante los micrófonos de GameSpot:

“Puedo decir con certeza que Nintendo Switch está presente en todas las conversaciones que tenemos con cada uno de nuestros desarrolladores cuando hablamos sobre cuáles van a ser nuestros planes de futuro, porque la consideramos una plataforma viable. Si el juego sale adelante, queremos que esté en todas las plataformas posibles. Fallout 76 no lo está porque simplemente no es posible”.

Según Hines, Nintendo Switch está presente en cuanto a planes de desarrollo de sus próximos títulos, ya que aunque la consola de Nintendo sea un camino viable, son los desarrolladores los que finalmente eligen que caminos tomar. Hines de hecho se enorgullece de que Bethesda sea uno de los pilares Third Party de Nintendo para su nueva consola, y habla de que la plataforma es viable para las cosas que quieren hacer en el futuro.

Pete Hines ha confirmado también que el próximo Wolfenstein estará disponible para Nintendo Switch, pero no ha revelado si será Younblood o la tercera entrega numerada del mismo. Por ahora el único lanzamiento “probable” para Nintendo Switch fuera de lo anunciado, sería Doom Eternal. Ya que que se haya descartado Fallout 76 quizás significa que la consola tampoco podrá recibir nunca una versión de Fallout 4.

Aún con la negativa de Pete Hines, Fallout 76 podría tener una esperanza en Nintendo Switch de cara al futuro y esta estaría en el juego en streaming desde la nube, donde juegos como Resident Evil 7, Resident Evil 2 o Assassin’s Creed: Odyssey han sido posibles en la consola híbrida.