BIOSTAR ha presentado una nueva placa base de socket AM4 de formato microATX y seguramente de precio económico para dar vida a los nuevos procesadores Ryzen y a las APU. La nueva BIOSTAR A320MD PRO Series cuenta con un humilde diseño de cinco fases de alimentación sin refrigerar, dos ranuras para memoria DDR4 y una configuración PCIE de un único PCIe 3.0 x16 acompañado de dos PCIe 2.0 x1 para otros elementos adicionales. Las ranuras de memoria RAM y la ranura PCIe principal son de color amarillo chillón que le quita algo de aspecto sobrio a esta placa base sencilla y económica.
En cuanto a almacenamiento se ha optado por cuatro puertos SATA 3.0 6Gbps que pueden ofrecer configuraciones RAID 1, 0 y 10, en cuanto a conectividad frontal, contamos con dos headers USB 2.0 y un único header 3.0, cada uno capaz de entregar dos puertos USB respectivamente.


 
El panel I/O trasero sorprende por que encontramos dos puertos PS/2 para teclado y ratón, los cuales se resisten a desaparecer en las placas más económicas buscando la compatibilidad con estos viejos periféricos. En caso de conectar una APU, dispondremos de un puerto DVI-D y un puerto VGA para darle salida a la imagen de nuestra GPU, aunque destaca no haber optado por un puerto HDMI que seria compatible con los televisores. Seguidamente encontramos una pareja de puertos USB 3.0 y otra pareja de puertos USB 2.0 justo debajo del puerto Ethernet, la red de esta placa base esta gestionada por una controladora Realtek RTL8111H que ofrece LAN Gigabit y que va a ser una de las opciones que más vamos a ver en las placas AM4 cuando no se opte por una solución Intel.
Finalmente el sonido queda en manos de tres jacks a los que les da vida una controladora Realtek ALC877 capaz de entregar audio 7.1 HD.
 
 

 
BIOSTAR no ha desvelado precios de este nuevo modelo, aunque es de suponer que siendo el chipset más económico de la plataforma estas no quedarán por encima de los 100€. Aquí tenéis un resumen de las especificaciones por parte de BIOSTAR:
 

Comentarios