La independencia de Blizzard en sus movimientos vuelve a estar en duda ya que un nuevo recorte de personal en Heroes of the Storm ha confirmado las presiones de Activision para reducir costes en varios de los juegos de la compañía.

Blizzard de esta forma le ha cortado la cabeza a la parte del equipo de desarrollo que se encargaba de potenciar los Esports, por lo que se ha provocado la cancelación inmediata de la Heroes of the Storm Global Championship Esports League como consecuencia.

Así explica los cambios la propia Blizzard:

“En los últimos años, el trabajo de evaluar nuestros procesos de desarrollo y tomar decisiones difíciles ha llevado a nuevos juegos y otros productos de los que estamos orgullosos. […] Como tal, hemos tomado la difícil decisión de cambiar a algunos desarrolladores de Heroes of the Storm a otros equipos, y estamos emocionados de ver la pasión, el conocimiento y la experiencia que aportarán a esos proyectos. Esta no es la primera vez que hemos tenido que tomar decisiones difíciles como esta. Juegos como Diablo II, World of Warcraft, StarCraft II, Overwatch y muchos más no existirían si no hubiéramos tomado decisiones similares en el pasado.

También hemos evaluado nuestros planes en torno a los esports de Heroes: después de analizar todas nuestras prioridades y opciones a la luz del cambio con el juego, el Campeonato Global de Heroes y Heroes of the Dorm no volverán en 2019. Esta fue otra decisión muy difícil de hacer para nosotros.

A pesar de los cambios, Heroes of the Storm sigue siendo nuestra carta de amor a los mundos y personajes de Blizzard. Seguiremos apoyando activamente el juego con nuevos héroes, eventos temáticos y otro contenido que nuestra comunidad adore, aunque la cadencia cambiará. En última instancia, estamos configurando el juego para la sostenibilidad a largo plazo. Estamos muy agradecidos por el apoyo que la comunidad ha demostrado desde el principio, y el equipo de desarrollo continuará apoyando a los Héroes con la misma pasión, dedicación y creatividad que han hecho del juego una experiencia única “.

Este cambio ha pillado sin aviso a muchos jugadores profesionales del MOBA de Blizzard, que ahora en medio del enfado tendrán que revaluar su futuro en otros títulos o ver que opciones hay de eventos de terceros. 

Blizzard por su lado acumula una nueva decepción en 2018 que habrá de sumar a Diablo Inmortal, mientras que los fans comienzan a señalar con su dedo acusador a las garras de Activision, la cual estaría fomentando todo este tipo de movimientos que hasta ahora no eran habituales de una de las compañías más queridas de la industria.