Tal como explican los propios desarrolladores de PUBG en su último post, las versiones de Xbox One X y PlayStation 4 Pro del popular Battle Royale se están preparando ya para recibir la actualización que introducirá la resolución dinámica al título.

Esta mejora a través de la resolución dinámica permitirá al juego mantener tasas de imágenes por segundo mucho más estables, ya que los momentos de carga puntuales podrán optar por reducir ligeramente la resolución para que los jugadores no noten una caída pronunciada de los fps. Algo que suele ser tremendamente molesto en los shooter.

Bluehole ha presentado una muestra en la que podemos ver la comparativa entre el frametime de la versión sin resolución dinámica (en rojo) y la versión con resolución dinámica (en azul), que para los desconocedores de este dato y en contra del framerate, un valor menor implica mayor suavidad de imagen, por lo que este 20% de mejora va a ser muy bien recibido por los jugadores de ambas consolas.

Además de esta mejora, para las versiones de consola se introducirán técnicas “GPU Culling”, las cuales permitirán mejorar el rendimiento tanto en las versiones mejoradas de Xbox One y PS4, como en las consolas originales o el caso intermedio como puede ser Xbox One S que es ligeramente superior al modelo original.

Estas mejoras deberían estar aplicadas tras el próximo mantenimiento de servidores que por ahora se desconoce en que fecha se producirá.