Al parecer la llegada de la versión 1.0 de Playerunknown’s Battlegrounds en la consola Xbox One ha provocado algunos nuevos problemas para los usuarios de Xbox One X, los cuales estarían reportando caídas de framerates en situaciones de carga como pueden ser los tiroteos.

En un post en su foro oficial, Bluehole reconoce el problema a los usuarios de Xbox One X, donde hablan de que el problema está en que la versión para la consola mejorada de Microsoft utiliza texturas de mayor resolución por lo que se producen bajadas de framerate en zonas donde se requieren más recursos de la consola.

Desde Bluehole dicen estar buscando soluciones para este problema y piden disculpas a los usuarios de la consola.

Es más que evidente que las consolas Xbox One X representan una minoría todavía entre los usuarios de Xbox One, pero casi queda bastante claro que Bluehole no ha testeado tanto el juego para Xbox One X antes del lanzamiento de su versión comercial final.

 

Comentarios