Algo pasa con Activision y con Blizzard, y desde luego las últimas noticias que confirman que el desarrollador Bungie se separa de Activision en un acuerdo “en buenos términos”, no son nada positivas ni alentadoras.

Bungie se “divorcia” de Activision conservando los derechos de su franquicia Destiny y a estas horas ambas compañías han anunciado su separación en las redes sociales. Bungie confirmaba la separación de esta manera:

“Hemos disfrutado de una exitosa carrera de ocho años y nos gustaría agradecer a Activision por su colaboración en Destiny. De cara al futuro, nos complace anunciar los planes de Activision para transferir los derechos de publicación de Destiny a Bungie. Con nuestra extraordinaria comunidad Destiny, estamos listos para publicar por nuestra cuenta, mientras que Activision aumentará su enfoque en los proyectos de propiedad intelectual “.

Los jugadores de Destiny 2 en PC pueden estar tranquilos, puesto que ambas compañías han confirmado que el juego seguirá estando disponible y recibiendo soporte desde Battle.net como habitualmente, desmintiendo cualquier rumor acerca de cierre de servidores (al menos por ahora).

En las redes se habla de que en Bungie han recibido las noticias como algo positivo e incluso se habla de sonadas ovaciones en la sala de reuniones donde se ha informado al equipo de las novedades. En cuanto a Activision, algo va muy mal y Blizzard es uno de los mayores ejemplos de que la estrategia conjunta de la compañía está poniendo en contra a los jugadores ante lo que era hasta ahora una de las compañías más queridas.

Bungie por su parte, ahora seguirá su camino solitario con su franquicia Destiny, aunque es posible que en el futuro veamos nuevos proyectos y otro enfoque comercial para la tercera entrega de la saga.