Capcom enfrenta desde esta semana un nueva demanda judicial fruto de inesperadamente la filtración de datos tras el hackeo de la compañía, ya que la diseñadora y fotógrafa Judy A. Juracek ha descubierto gracias al material filtrado que la compañía japonesa habría utilizado más de 80 imágenes y texturas de su book “Surfaces” de 1996 sin permiso.

Juracek defiende en su demanda que su book “Surfaces” dispone de una colección de 1200 texturas realizada por ella misma, distribuida en un CD-ROM. Aunque la autora permite su uso no-comercial, para los usos comerciales requiere de una licencia de las imágenes para usarlas, tramite que Capcom no habría realizado al utilizarlas en Resident Evil 4 y Devil May Cry. La fotógrafa expone en su demanda más de 200 pruebas que demuestran que Capcom ha utilizado su material en la cuarta entrega de la franquicia, pero la guinda del pastel se encuentra en los datos filtrados, donde se descubren entre los archivos robados las propias imágenes de Juracek sin cambiar el nombre de archivo, aunque no queda claro si esto puede aceptarse como prueba valida debido al origen ilícito de la prueba.

La demanda pide 12 millones de dólares a Capcom por haber infringido el copyright, además de entre 2.500 y 25.000 dólares por cada imagen utilizada por motivo de falsa administración de derechos de las mismas. Aunque el eje central de la demanda se basa en Resident Evil 4, entre las pruebas figuran otros juegos como Devil May Cry o Resident Evil HD, por lo que se podría decir que Capcom lleva utilizando las texturas de Juracek en sus estudios de desarrollo desde hace varios años.

Esta no es la única demanda por derechos de autor que tiene Capcom en marcha en la actualidad, ya que el director de la película Frankenstein’s Army, Richard Raaphorst, también ha demandado a la compañía japonesa recientemente por haber utilizado el diseño de una de sus criaturas en Resident Evil Village sin autorización.

Fuente: Polygon

Suscríbete!
Notificar
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios