Si una compañía lleva años en la industria de los videojuegos, esa es Capcom. Con franquicias reconocidas como Resident Evil (Biohazard en su país de origen), Monster Hunter, Street Fighter o Dead Rising, la compañía se ha mantenido a flote durante los últimos años. Cualquiera podría decir que las cosas van muy bien para la compañía japonesa, pero la realidad es que las ventas de sus juegos distan mucho de sus previsiones con un publico que desconfía ya de la calidad de sus títulos o de algunos movimientos extraños de Capcom con versiones de sus juegos.
Lo cierto es que los números de la compañía en sus últimos reportes financieros no pintan mal, pero lo cierto es que Resident Evil 7 no vendió lo esperado con una expectativa de al menos cuatro millones de unidades, que en la realidad apenas han conseguido llegar a 3.5 millones de unidades. Esta cantidad de ventas no seria mala para cualquier compañía de videojuegos, pero para Capcom, que invirtió mucho dinero en su ultima entrega de su más importante franquicia, son unos resultados decepcionantes.
 

 
Street Fighter vive una situación similar, con un Street Fighter V que vive la desconfianza de los usuarios que vivieron la situación de las diferentes versiones de Street Fighter IV y que además no ven la nueva entrega como algo “nuevo” sino como una mejora del juego anterior. Dead Rising es otra de las franquicias que pasa más pena que gloria, ya que la cuarta entrega ha sido muy criticada por sus demasiadas similitudes con la tercera sin ofrecer realmente nada nuevo, y Dead Rising precisamente ya no era uno de los juegos más vendidos del mercado.
Por otro lado, tenemos a Monster Hunter, que se mantenía vendiendo juegos en 3DS, lo cual obviamente implica costes de desarrollo reducidos, pero que por otro lado había pasado también a un modelo de negocio con Monster Hunter XX que apenas ofrece una actualización de Monster Hunter 4. Todo esto mientras los usuarios de consola sobremesa o PC se preguntaban cuando tendrían un Monster Hunter de la máxima calidad en sus plataformas, algo que parece que va a llegar con Monster Hunter World, pero con un cambio significativo de la franquicia al habitual modelo de mundo abierto que no gusta a todo el mundo.
Sin duda, Capcom ya no pasa por su mejor momento. Mucha gente ya no espera la llegada del nuevo Resident Evil y prácticamente ninguna de sus franquicias a excepción de Monster Hunter realmente consiguen mantener la expectación que tenia antaño Capcom en el pasado. Lo cierto es que la compañía durante los últimos años se ha enfocado demasiado en las remasterizaciones y nuevas versiones de Resident Evil, pero sin ofrecer nada nuevo hasta la llegada de Resident Evil 7 que pretendía reinventar la franquicia con un concepto de vuelta al survival horror más puro. Quizá en el peor momento, ya que el mercado se encuentra casi colapsado de juegos de terror.
Los fans de Resident Evil siguen esperando el remake de Resident Evil 2 y Resident Evil 3, demostrando de esta manera que quizás Resident Evil necesita mirar atrás y dejar de reinventarse tanto, ofreciendo a los jugadores las experiencias viejas combinadas con las técnicas modernas. Sin duda Resident Evil 2 es uno de los juegos más queridos por los fans de la franquicia, y que ha quedado con una versión de Playstation, PC y N64 demasiado vieja, que hoy en día con un tratamiento como el de Resident Evil 0 o Resident Evil HD podría convertirse en un autentico juegazo. No obstante, algunos apuestan por una remasterización de la segunda entrega más al estilo de Resident Evil 4.
En definitiva, Capcom no pasa precisamente por su mejor momento y la expectativa que tenemos por delante es un Marvel Vs. Capcom que pinta muy bien y la esperanza de que Monster Hunter World sea todo un éxito. Por que por todo lo demás Capcom difícilmente genera expectación fuera de sus seguidores más fieles.
 
 

Comentarios