Capcom ha anunciado sus resultados del pasado año fiscal, con un resultado positivo respecto al año anterior incrementando los beneficios en 10 millones de yenes respecto al pasado ejercicio. En cuanto a los juegos llegan las malas noticias, con un Resident Evil 7 que a pesar de haber vendido bien no alcanza los cuatro millones de copias esperadas quedándose en tres millones y medio de copias vendidas, mientras que otros juegos como Monster Hunter XX y Dead Rising 4 tampoco alcanzan las cifras con 1,7 de 2 millones y 1 de 2 millones de copias vendidas frente a las esperadas respectivamente.
Al parecer, los números de Capcom se salvarían gracias a haber refrito con ports Resident Evil 4, 5 y 6, además de la maquina de Pachinko basada en la franquicia Monster Hunter que parece haber sido un éxito.
Quizás este sea un buen aviso para Capcom para seguir centrados en hacer juegos de calidad o que quizás los remake y ports a nuevos sistemas no funcionan nada mal, sobretodo cuando se trata de sagas tan valoradas como Resident Evil.

Comentarios