A pesar de que las criticas sitúan a Thronebreaker: The Witcher Tales por encima del 8 de 10, las ventas no están acompañando al nuevo título de CD Projekt Red, ya que el rendimiento está por debajo de las expectativas de la compañía.

Adam Kiciński, director ejecutivo de CD Projekt Red ha comentado que las ventas en GOG fueron mucho más bajas que cuando el juego llegó a Steam y aún con el lanzamiento en la plataforma de Valve, el juego no ha logrado llegar a las previsiones de ventas iniciales.

Kiciński sin embargo asegura que se mantienen optimistas, puesto que esperan que el juego se venda durante años y vaya aumentando su popularidad con el tiempo.