Colorful ha presentado hoy una nueva placa base ITX de chipset Z270, la nueva iGame Z270I-WF GAMING presenta una curiosa alternativa para equipos gaming de tamaño muy reducido ofreciendo lo básico para crear una maquina ITX que nos permita jugar con los últimos procesadores Kaby Lake y cualquiera de las GPU disponibles del mercado.
Sus características por ser pequeña no son escasas, ya que la pequeña placa base cuenta con una red dual Gigabit con controladoras Intel y una red WiFi 802.11 AC + Bluetooth 4.2 en formato M.2,  no obstante, en la parte trasera de la placa base encontraremos una segunda ranura M.2 que nos permitirá instalar un disco con soporte NVMe PCIe 3.0 x4, que junto con los cuatro puertos SATA 3 conforman la totalidad de las opciones de almacenamiento de este nuevo modelo.
La placa base dispone de dos ranuras DIMM para memoria DDR4 que nos permitirán instalar hasta 32GB de memoria y una ranura PCIe 3.0 x16 para nuestra tarjeta gráfica dedicada. La placa cuenta con un header USB 3.0 para el frontal, AUDIO HD de 8 canales a través de una controladora Realtek ALC1150 y dos cabezales para ventilador de CPU y sistema.
El diseño eléctrico VRM es de 6 fases y permitirá instalar todos los procesadores Intel de sexta y séptima generación, incluso los de TDP de 95, aunque los dos pequeños disipadores ya practicamente nos dicen que las opciones de overclock serán más bien limitadas.
 

La nueva placa base estará disponible como habitualmente solo para el mercado asiático (lo que no impide que la compremos si nos interesa), por un precio base de 189 dólares. Una alternativa a la ASUS Maximus VIII Impact ITX de chispet Z170 y con las diferencias obvias de calidades finales sobretodo en su VRM.