De nuevo Digital Foundry vuelve con una comparativa de una actualización de un juego a las consolas de nueva generación, ya que en esta ocasión nos muestra como han quedado las versiones de Borderlands 3 en Xbox Series y PlayStation 5, una comparativa eso sí, que no guarda sorpresas.

Borderlands 3 llega a Xbox Series X y PlayStation 5 con tres modos de visualización, ya que el modo rendimiento se ha dividido entre 60 y 120 Hz, además del modo habitual de Resolución/Calidad. El modo Rendimiento ofrece la posibilidad de jugar a 60fps o 120fps con resolución 4K dinámica, obviamente con sacrificios mayores de resolución en el caso de 120fps a cambio de una fluidez mayor. El modo calidad se centra en una resolución nativa 4K en manos ya de cada consola el mantener mejor o peor el framerate a 60fps. Xbox Series S opta por un modo rendimiento y calidad a 1440p ambos a 60fps, por lo que podremos elegir si sacrificar resolución o framerate a nuestra elección.

Los analistas critican que en cualquiera de los modos las cinemáticas sigan bloqueadas a 30 fps, algo incomprensible dada la potencia de las nuevas consolas, mientras que alaban a Xbox Series X por mantener mejor los framerates tanto a 60 fps como a 120 fps, dejando a la consola de Sony con mayores caídas de framerate, algo lógico si tenemos en cuenta la diferencia de potencia entre las dos consolas.

Tanto PS5 como Xbox Series X activan la sincronización vertical en sus modos de 120 fps, algo que ha perjudicado a Sony por la ausencia de Variable Refresh Rate, ya que en las caídas de framerate resultan en stuttering bastante molesto, mientras que la consola de Microsoft si puede adaptarse a las pequeñas caídas y seguir mostrando una imagen completamente fluida, que además suele estar entre 5 y 15 fps por encima de PlayStation 5, con mayores diferencias en escenas de conducción.

La ventaja para Sony llega en los tiempos de carga, ya que por fin estamos viendo como PlayStation 5 aventaja a las consolas de Microsoft con su SSD más rápido, aunque la diferencia no es mucha por ahora, ya que la consolas de Sony carga el juego sobre los 12 segundos, mientras que las Xbox Series necesitan 14 y 15 segundos para la misma tarea, lo cual es una diferencia totalmente despreciable.

Eloy Puigcerver
Apasionado de los videojuegos, el hardware y el entretenimiento audiovisual, mi propia trifuerza que trato de plasmar cada día en Gamerbits.
Suscríbete!
Notificar
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios