Digital Foundry ha publicado un vídeo con una interesante comparativa entre PlayStation 5 y PC bajo Assassin’s Creed Valhalla, lo cual pone en evidencia lo mucho que es capaz de hacer una GPU de consola gracias a la optimización frente a modelos actuales de GPU de ordenadores compatibles, dando más de una sorpresa.

El vídeo habla de que en PlayStation 5 el juego funciona la mayor parte del tiempo entre 1440p y 1728p en resolución dinámica usando TAA para mejorar la calidad de imagen, comparando los posibles ajustes del juego con la versión PC dejando claro claro que Assassin’s Creed en la consola de Sony utiliza ajustes comparables a los Altos, Muy Altos y en ocasiones en Ultra como el caso de las sombras. Aparentemente la sorpresa también la da la calidad del follaje, ya que es mayor que en PS5 que en PC debido a que en la versión de compatibles no existe una configuración tan alta.

El vídeo también comenta que Ubisoft parece haberla “liado parda” en cuanto a la resolución dinámica, ya que los limites mínimos varían según la plataforma, curiosamente favoreciendo a Xbox Series X frente a PlayStation 5 a pesar de que la consola de Microsoft no necesita bajar tanto la resolución al ser más potente. En concreto Ubisoft ha limitado la resolución dinámica desde los 4K a 1836p en PC, a 1440p en PS5 y 1188p en Xbox Series, por lo que las consolas tienen algo más de margen para mantener efectivamente los 60fps, mientras que en PC la bajada de resolución es realmente mínima desde los 2160p y casi invita a bajar ajustes o jugar a 1440p directamente dada la limitación.

PlayStation 5 parece usar algunos trucos como la distancia de dibujado y su calidad a largas distancias para ganar rendimiento, mientras que las físicas de las telas están limitadas a 30 fps, algo que no ocurre en PC donde las físicas se adaptan al framerate del juego. Esto supone algunas ventajas de rendimiento para la consola de Sony y deja en evidencia al PC con algunas GPU como las RTX 2060 SUPER y RTX 2070 SUPER que serían un 20% y un 10% más lentas respectivamente, mientras que el medio compara a las RTX 2080 SUPER o las RTX 3060 Ti recién lanzadas como los modelos ideales para equipararse a la potencia de PlayStation 5.

Antes de que nadie se escandalice, esto no implica que PlayStation 5 sea más potente que dichos modelos, sino que hay que tener en cuenta que una consola tiene un nivel de optimización mucho más grande de lo que podremos aspirar a tener en PC, ya que los desarrolladores solo tienen que diseñar esta versión de PlayStation 5 para un único hardware, mientras que en PC requiere tener en cuenta decenas o cientos de configuraciones posibles, lo que en la practica nos hace perder rendimiento a falta de que en parches o drivers próximos se mejore la optimización.

Suscríbete!
Notificar
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios