Comenzamos hoy con un nuevo tipo de articulo en el que pretendemos ofreceros una configuración gaming personalizada para los que dudan que equipo comprarse o no tienen mucha idea de como invertir mejor su dinero, la configuración la podréis encontrar tanto en versión Intel como en versión AMD con procesadores Ryzen y al final del articulo os comentaremos algunas opciones adicionales, alternativas o incluso como reducir el presupuesto en caso de bolsillos más ajustados. Comenzamos con la opción Intel:
 

Plataforma OCKD Intel Kaby Lake (Aproximadamente 1180€):

 

 

  • Intel i7 7700K – Link
  • MSI Z270 Tomahawk – Link
  • Cooler Master Hyper 212X – Link
  • Corsair Vengeance LPX DDR4-3200 2x8GB – Link
  • MSI GeForce GTX 1060 ARMOR 6GB – Link
  • Seagate Barracuda 2TB 7200RPM 64MB Cache – Link
  • EVGA 600W K2 80 Plus – Link
  • Phanteks Eclipse (Ventana) – Link

Nota: Las tiendas mostradas en los enlaces solo son una sugerencia de donde encontrar los productos y OCKD no tiene ninguna relación comercial con las mismas.
 
Con nuestra configuración Intel OCKD de abril tenemos un equipo que ofrece potencia suficiente para jugar a cualquiera de los juegos disponibles, en OCKD solemos apostar por una base solida de CPU y placa base de calidad para nuestras configuraciones, por lo que hemos optado por el Intel i7 7700K como corazón de nuestra configuración ya que ofrece un rendimiento espectacular incluso desde su configuración stock con sus 4,2Ghz, siendo capaz de exprimir todo el potencial de la GTX 1060 6GB elegida para la configuración.
Los usuarios más exigentes verán con buenos ojos sustituir la tarjeta gráfica GTX 1060 de 6GB, por una GTX 1070 8GB que aportará un empujón de potencia gráfica adicional pero con un coste añadido, de hecho, quienes prefieran equilibrar con mayor potencia de GPU, podrían optar a reducir la CPU hasta el Intel i5 7600K prácticamente a cambio de añadir la GTX 1070 al conjunto siendo una gran opción para gaming, finalmente para quienes tengan el bolsillo más escaso, el mismo cambio de CPU, la elección de una placa base H270 algo más económica y incluso saltando a una GTX 1050Ti podrían reducir dramáticamente el presupuesto por debajo de los 1000€.
En cuanto a la elección del disco de almacenamiento, se trata de una elección de relación calidad/precio, el aumento de precios de los SSD hace que incluir una de estas unidades sacrificando potencia de otros elementos del equipo sea una opción poco recomendable dentro de nuestro presupuesto máximo de 1200€, queda a opción de vosotros mismos si añadir este tipo de unidad, a la cual nosotros recomendamos un SSD Samsung EVO 850 de 250GB como opción calidad/precio razonable.
Finalmente solo me gustaría añadir que la torre escogida es simplemente una recomendación, es lo más personal del conjunto del equipo y existen muchísimas opciones que podrían reducir o aumentar el presupuesto, a vuestra elección queda.
 

Plataforma OCKD AMD Ryzen 5 Hexacore (Aproximadamente 1100€):

 

 

  • Ryzen 5 1600 – Link
  • MSI X370 SLI PLUS – Link
  • Cooler Master Hyper 212X – Link
  • Corsair Vengeance LPX DDR4-3200 2x8GB – Link
  • MSI GeForce GTX 1060 ARMOR 6GB – Link
  • Seagate Barracuda 2TB 7200RPM 64MB Cache – Link
  • EVGA 600W K2 80 Plus – Link
  • Phanteks Eclipse (Ventana) – Link

Nota: Las tiendas mostradas en los enlaces solo son una sugerencia de donde encontrar los productos y OCKD no tiene ninguna relación comercial con las mismas.
 
Con la plataforma AMD Ryzen han llegado unos procesadores de grandes prestaciones y precios muy competitivos, nuestra configuración se basa en su nuevo procesador hexacore AMD Ryzen 5 1600, una opción intermedia que rebaja el presupuesto respecto a la versión Intel debido a su precio menor, a cambio perderemos rendimiento por núcleo en favor de una configuración con dos núcleos más que aportarán cuatro hilos extra hasta un total de doce, algo más similar a lo que podríamos encontrar en una plataforma entusiasta de Intel. Este cambio de configuración supone un cambio de CPU y placa base, mientras que hemos mantenido el resto de componentes.
Para los usuarios que quieran ampliar la experiencia, mi recomendación sigue siendo un salto hasta la GTX 1070 8GB, mientras que en CPU podríamos optar por una solución Octacore que añada dos núcleos más pero que no aportaría mucho para gaming pero si para otras tareas donde la potencia multinúcleo sea importante. Aquellos que quieran reducir el presupuesto pueden hacerlo ligeramente escogiendo el procesador quadcore AMD Ryzen 5 1400 permitiendo ahorrar así unos 50€ en la configuración, mismamente como en la configuración Intel se podría optar por reducir el coste de la caja elegida o optar por una tarjeta gráfica de gama más baja como la GTX 1050 Ti.
Recordad también que al ser un presupuesto reducido la opción de añadir una unidad SSD se hace mucho más atractiva, por lo que volvemos a recomendar añadir un SSD Samsung EVO 850 de 250GB como unidad principal, mientras que reservamos el HDD mecánico como unidad de almacenamiento.
Finalmente os recomendamos pasaros por nuestros Foros OCKD si tenéis algún tipo de duda en cuanto a configuraciones o quereis personalizar más alguna de nuestras sugerencias, tanto nosotros mismos como la comunidad estaremos encantados de ayudar.