En los últimos meses la consola Nintendo Switch se ha visto vulnerada en su seguridad gracias a un exploit encontrado en su procesador firmado por NVIDIA. Está vulnerabilidad ha provocado un movimiento en la scene de Nintendo Switch que es una autentica revolución, ya que los primeros sistemas destinados a superar la seguridad y con el objetivo de cargar copias ya están en desarrollo.

Uno de esos primeros sistemas en demostrar su funcionalidad ha sido el custom firmware Atmosphère, que aún sigue en desarrollo. El método utilizado para cargar una copia es el de utilizar el módulo LayeredFS y gracias a un juego “donante” como podría ser Fortnite o Fallout Shelter manipular la interfaz para engañar a la consola y ejecutar la copia desde la tarjeta SD de la consola al acceder a los accesos directos de los juegos donantes.

Por ahora es el único método disponible para cargar copias, pero parece lógico pensar que en las próximas semanas o meses verán la luz métodos mucho más sencillos debido a que la consola ahora mismo se encuentra en un estado totalmente vulnerable.

Un estado vulnerable que solo podrá solventarse con una revisión completa del hardware de la consola, ya que es necesario que NVIDIA lance una revisión de su Tegra X1 sin esta vulnerabilidad o que la consola incorporé más adelante un nuevo Tegra diferente al actual sin la misma.

Por otro lado, Nintendo ha adoptado su habitual lucha contra los piratas baneando cualquier consola que se conecte a Internet de forma permanente. Lo cual deja a las Nintendo Switch modificadas limitadas al juego local para siempre, sin acceso a cualquier servicio que Nintendo ofrezca a través de la red.