DOOM se ha convertido a lo largo de la historia en un reto para muchos manitas y programadores a la hora de hacerlo funcionar en todo tipo de dispositivos, desde neveras hasta calculadores pueblan varios vídeos de youtube con auténticas locuras, ya que el juego casi podría decirse que puede correr en cualquier dispositivo electrónico con un mínimo de potencia, modificabilidad y obviamente una pantalla disponible.

La última vuelta de tuerca ha sido crear un cartucho de NES completamente funcional para la consola con el juego, una curiosidad bastante interesante para la consola de Nintendo ya que no requiere de modificaciones en la propia máquina. La complejidad del logro reside en el cartucho, donde se ha utilizado una Raspberry Pi que emula los datos que recibe la consola desde la ranura para juegos, por lo que la consola clásica prácticamente se encarga solo de aportar la señal de vídeo, mientras que el juego realmente se reproduce en el ordenador en miniatura que alberga el cartucho.

Este cartucho requiere de conexión adicional por un lateral, por lo que puede usarse en la Famicom de Japón, pero no en la NES occidental, ya que esta última dispone de la ranura de forma interna y es necesario desmontar la consola para su utilización.

El proceso de construcción del cartucho es bastante complejo y requiere de habilidades técnicas importantes, aunque en el futuro se podrá volver a adquirir desde su creador para los interesados en esta excentricidad para NES.

Eloy Puigcerver
Apasionado de los videojuegos, el hardware y el entretenimiento audiovisual, mi propia trifuerza que trato de plasmar cada día en Gamerbits.
Suscríbete!
Notificar
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios