Mañana se cumplen 60 días desde el lanzamiento en PC de Dragon Ball FighterZ, el primer juego que utiliza la protección Denuvo en su versión 5.0. Esto significa que la nueva versión del sistema anti-piratería ha logrado aguantar durante dos meses impidiendo que los piratas puedan jugar de forma gratuita al esperado juego basado en el manga de Akira Toriyama, repitiendo los éxitos de la pasada versión 4.8 con títulos como Assassin’s Creed: Origins.
Por ahora no se han desvelado las novedades que introduce la nueva versión del sistema, pero si hemos visto interés de varias desarrolladoras en seguir utilizando el sistema e incluso de volver a utilizarlo en otras que parecían haberlo abandonado en el pasado.
Lo cierto es que después de dos meses la batalla entre crackers y Denuvo todavía sigue, mientras que la mayoría de títulos lanzados bajo la versión 4.8 ya han sido crackeados en la actualidad y solo la versión 5.0 resiste como último bastión seguro.