AMD está apunto ya para dentro de unos meses desembarcar con su nueva arquitectura RDNA 2 tanto en el mercado de GPU dedicadas como en el de las consolas de nueva generación PlayStation 5 y Xbox Series X (y Series S). En PC la gran esperada es Big Navi con el silicio “Navi 21”, la cual pretende asaltar los cielos de la gama alta dominada por NVIDIA mientras que su nueva arquitectura RDNA 2 también introducirá el soporte Ray Tracing a todo el nuevo segmento de GPU dedicadas.

Hasta ahora conocíamos la existencia de Navi 21 que dará vida a las nuevas Radeon Serie 6900 y de Navi 22, un chip más humilde para dar vida a la nueva gama media de GPU Radeon Serie 6600. Pero parece que AMD ha cambiado de planes según los últimos rumores y no solo se prepara para dar vida a la gama alta y media con su nueva arquitectura, sino que además plantea un acercamiento a la gama más económica con el nuevo chip Navi 23, que vendría a dar vida a las Radeon Serie 6500.

El silicio Navi 23 tendrá un tamaño de die de 240mm2, una notable reducción frente al die de Navi 21 que contará con una extensión de 505mm2. Teniendo en cuenta que el die es poco menos que la mitad del tamaño que el tope de gama y desconociendo que tanto ocuparán en espacio de silicio los bloques de hardware destinados a Ray Tracing, estamos hablando de un silicio de gama de entrada baja-media que probablemente asaltará el terreno entre los 200 y 300€ cuando se ponga a la venta, además de convertirse probablemente en uno de los chips que veremos en los portátiles gaming del futuro.

Obviamente no queda claro si AMD ofrecerá Ray Tracing en todas las GPU basadas en RDNA 2 o si en cambio ofrecerá como NVIDIA algunas GPU sin esta funcionalidad para reducir precio. Pero lo que si queda claro, es que AMD pone toda la carne en el asador para RDNA 2 y se está preparando para un lanzamiento para cubrir todos los segmentos de precios más populares, eso sí, mientras NVIDIA también se prepara para lanzar Ampere, que también promete.

Comentarios