Una de las mejoras más prometedoras de DirectX 12 que Microsoft ya ha incluido en Xbox Series en DirectStorage, una funcionalidad que permite a la GPU leer los datos directamente desde el almacenamiento aún estando comprimidos, ya que se utiliza la arquitectura de la tarjeta gráfica para la descompresión directamente en la VRAM. Este proceso supone ahorrarse enviar los datos a la memoria RAM para que la CPU los gestione, para más tarde enviarlos a la GPU y su VRAM para utilizarse, lo que en la practica supone tiempos de carga menores, menor consumo de CPU y un mejor rendimiento para casos donde haya objetos que se cargan al vuelo, como en los mundos abiertos.

Sin embargo, la presentación de Windows 11 arrojó un jarro de agua fría a todos lo que estábamos esperando esta funcionalidad en PC, ya que Microsoft daba a entender que la característica sería exclusiva de la nueva versión del sistema operativo, y por mucho que la actualización desde Windows 10 sea gratuita, esto no era una buena noticia precisamente, ya que muchos usuarios prefieren adoptar las nuevas versiones del sistema operativo cuando ha pasado algún tiempo y han alcanzado un punto de madurez mayor.

Este planteamiento de exclusividad planteaba un problema para Microsoft, no por suponer un motivo más para migrar a Windows 11, sino porque la adopción inicial del nuevo sistema operativo quizás no justificará a muchos desarrolladores el incluir el soporte de DirectStorage en sus juegos, por lo que parece que finalmente los de Redmond han reculado en su decisión. En un nuevo post en su DirectX Developer Blog post, se ha anunciado la llegada de la API DirectStorage como un SDK que podrá utilizarse a partir de Windows 10 en su versión 1909 y superiores, confirmando que podremos utilizar DirectStorage en Windows 10, aunque con algún “pero”.

“Microsoft se compromete a garantizar que cuando los desarrolladores de juegos adopten una nueva API, puedan llegar a tantos jugadores como sea posible. Como tal, los juegos creados con DirectStorage SDK serán compatibles con Windows 10, versión 1909 y posteriores; lo mismo que DirectX 12 Agility SDK “.Hassan Uraizee.

Microsoft quiere que DirectStorage tenga una buena adopción entre los juegos, por lo que la exclusividad con Windows 11 no parecía la mejor idea para una característica que ya llega tarde a la plataforma desde que comenzara a utilizarse en Xbox Series. No obstante, la noticia llega con un pero, ya que el soporte para Windows 10 no sería completo.

“Esto significa que cualquier juego creado en DirectStorage se beneficiará del nuevo modelo de programación y la tecnología de descompresión de GPU en Windows 10, versión 1909 y posteriores. Además, debido a que Windows 11 se creó con DirectStorage en mente, los juegos que se ejecutan en Windows 11 se benefician aún más de las nuevas optimizaciones de la pila de almacenamiento “.

Uraizee termina su articulo hablando de que incluso los equipos con discos duros mecánicos podrán beneficiarse de DirectStorage, aunque obviamente el sistema está pensado para los SSD NVMe mucho más rápidos, que se beneficiarán mucho de esta reducción de complejidad en cuando a la carga.

En PC como alternativa tendremos a RTX IO de NVIDIA, aunque por ahora no ha habido más noticias al respecto y se entiende que será exclusivo de las GPU RTX como ReBAR.

Suscríbete!
Notificar
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios