El drama con Guardianes de la Galaxia 3, Disney y el ya ex-director James Gunn continua con un nuevo episodio esta semana en la que Disney ha decidido detener de forma indefinida la producción de la tercera cinta protagonizada por Chris Pratt del universo Marvel.

El despido por parte de Disney del director James Gunn ha provocado que todo el reparto de la tercera entrega de la franquicia se alzará contra la productora debido a lo que creen que ha sido una campaña orquestada desde las redes para como viene siendo habitual ya en los últimos meses provocar un despido en base a unos comportamientos “humorísticos” de Gunn en Twitter de hace unos años relacionados con la pedofilia.

Todo el reparto firmó recientemente una carta en la que mostraban su descontento y su rechazo a la decisión de Disney, pero fue Dave Bautista que interpreta a Drax el Destructor quien puso las palabras fuertes en las redes hablando de que trabajar para Disney era completamente nauseabundo después de que esta cediera a las presiones de los nazis de internet para despedir a James Gunn.

Sabíamos ya por esas declaraciones que el propio Dave Bautista habría pedido a su agente que negociase una salida de la tercera cinta de la franquicia con Disney, debido a que mayormente tanto el como el resto del reparto se encuentran atados para grabar la tercera entrega y podrían recibir penalizaciones legales en caso de romper el contrato unilateralmente. Aunque creemos que no es el único de los actores que ha puesto sobre la mesa una negociación para salir si no regresaba Gunn.

Disney que enfrenta ahora el fuego cruzado en las redes debido a que su pasado tampoco es intachable precisamente, finalmente ha decidido detener las primeras fases de producción de la cinta de forma indefinida. Ya que Guardianes de la Galaxia 3 iba a comenzar a rodarse en 2019 y se ha comunicado a todo el equipo que por ahora pueden buscar otros empleos debido a que no serán requeridos en el rodaje de la tercera entrega.

Esto supone un alto total en el camino que no solo pone en peligro a la tercera entrega de la franquicia, si no que además deja a la segunda parte de Infinity War con ciertas incógnitas acerca del reparto de Guardianes de la Galaxia que podría participar o no en la cinta.

Los rumores corren por las redes y se habla desde que Disney podría estar intentando negociar salidas con los actores para el futuro de la franquicia o que incluso Disney podría estar planteándose un reboot de la misma o llegar a prescindir de algunos de los actores.

Lo que si es seguro es que Disney ha confirmado que no utilizará el guion de Gunn para la tercera entrega de la franquicia y eso asegura que el guión ha de ser escrito de nuevo o re-interpretado por el nuevo director que todavía no ha sido anunciado de cara a Guardianes de la Galaxia 3, lo cual ya es motivo suficiente para un retraso de meses o al menos algo más de un año para la cinta.

Comentarios