Según hemos podido saber hoy, el pasado día 22 de Junio se realizaron en Reino Unido dos detenciones a dos ciudadanos de ese mismo país residentes en Lincolnshire y Bracknell de 22 y 26 años de edad respectivamente por el hackeo y filtración de datos de Microsoft que os contamos en OCKD hace unos días, el cual habría resultado en la filtración del código fuente de Windows 10. Por lo que todas las alarmas están encendidas ante la aparición de nuevas vulnerabilidades en este sistema operativo que decía ser el más seguro frente a sus anteriores versiones.
Las detenciones se han llevado conjuntamente con varias organizaciones de otros países como el FBI o comunitarias como la EUROPOL, las cuales estarían ayudando a Microsoft a resolver quienes han estado detrás de uno de los mayores robos de información desde los últimos años.
Aunque como apuntan, este ataque se ha hecho desde varias localizaciones en todo el mundo, por lo que la colaboración con todas las agencias de seguridad y cibercrimen esta siendo necesaria para encontrar a los culpables.