Dramanite – La noche que Epic la lió parda

0
25

Era un 13 de agosto como otro cualquiera hasta que Epic Games empezaba la mañana añadiendo un sistema de pagos alternativo para Fortnite en plataformas móviles que permitía saltarse los sistemas de pago de la App Store y Play Store. Fornite de esta manera ofrecía un 20% de descuento en sus PaVos para todos los jugadores salvandolos de la maldad de las empresas codiciosas como Apple y Google que quieren quedarse con un 30% de cualquier transacción que pasa por sus respectivas tiendas.

Pocas horas después Apple tomaba la decisión de eliminar a Fortnite de la App Store por incumplir los términos de servicio y Epic Games contestaba con un vídeo preparado a conciencia de lo que iba a ocurrir que emulaba al anuncio de Apple en 1984 grabado por Ridley Scott, donde se acusaba a IBM de monopolio como si de una dictadura se estuviera hablando por aquel entonces, no en vano, se usaba la obra 1984 de George Orwell como referencia.

El vídeo y la demanda que Epic Games presentaba al público posteriormente entonaba un claro “nosotros somos las victimas” y pedía a la comunidad de jugadores su apoyo para luchar contra la codicia de Apple, salvando ya de paso al resto de creadores de contenido y desarrolladores que también sufren el obsceno 30% de comisión cada vez que se compra uno de sus productos en su plataforma.

Pocas horas después Google retiraba también a Fortnite de su Play Store y casualmente Epic Games ya tenia también otra demanda preparada para la otra gran tecnológica, dejando claro que todo esto estaba bien planeado desde el principio, aunque esta vez sin un llamativo vídeo, ni manzanas podridas.

Esta situación ha dejado a los usuarios de Fornite en iOS sin poder instalar el juego de Epic Games a no ser que utilicen métodos alternativos ilegales o de dudosa legalidad. Mientras que para el caso de Android simplemente se ha revertido la situación a la anterior, donde Fornite se instalaba directamente desde Epic Games gracias al sistema de APK libres. Esto implica que la situación de iOS y Android de cara a las demandas en claramente diferente, puesto que Apple si bloquea oficialmente a Fornite de sus dispositivos, mientras que Google simplemente se limita a no darle soporte desde su tienda oficial y no se mete en lo que hagan los demás aun en su sistema operativo.

El tema preocupante sería el caso de la demanda contra Apple, ya que si entendemos bien las intenciones de Epic Games, estaríamos hablando de obligar a Apple a ofrecer una alternativa/as a su tienda App Store como medida anti-monopolio, algo que no creo que suceda, ni siquiera creo que Apple llegue a bajarse de la moto de su 30%, pero que de suceder sentaría un poderoso precedente. Si no sabéis por donde voy, pasemos al mundo de las consolas, donde Nintendo tiene su eShop, Xbox su Store y Sony su PS Store, todas propietarias para su propio dispositivo, con comisiones similares y como opción única para los mismos, compres digital o compres fisico, siempre vas a pasar por los cánones que aplican Nintendo, Microsoft y Sony, no puedes escapar.

Esto nos lleva a un futuro interesante si Epic Games llegara a ganar su demanda, ya que abriría la posibilidad a que los creadores de dispositivos no controlaran las tiendas de aplicaciones y el contenido que se puede publicar en el, algo que vuelvo a decir, que dudo que pase, ya que creo firmemente que lo único a lo que Epic Games aspira a llegar es a una reducción legal de ese porcentaje que se llevan las compañías o una multa de la Unión Europea por el monopolio que supone esta practica. Google evidentemente quedaría fuera de este resultado porque permite instalar APK, pero puede que se viera forzada a ofrecer otras opciones durante la instalación, una situación que Microsoft ya ha vivido con Windows teniendo que desligar gran parte de su software de su sistema operativo y viéndose obligado a ofrecer otros navegadores en el pasado.

Desde mi punto de vista Epic Games se ha montado todo un espectáculo en el que busca ganar publicidad y fans radicales de su marca, algo que ya se está viendo en las respuestas de chavales de todo el mundo que defienden a Epic Games de la malvada Apple que quiere “ganar dinero sin hacer nada”. Este proceso que probablemente durará años como cualquiera que esté relacionado con la tecnología, va a extender este victimismo por parte de Epic Games como la victima de un sistema injusto de monopolio de las grandes tecnológicas. Otros sin embargo relacionan este movimiento como una respuesta forzada por Tencent, actual propietaria de Epic Games y de base China, que buscaría de esta manera dar una respuesta a las recientes sanciones de EEUU contra apps chinas, una batalla de propaganda política señalando a los estadounidenses para que no miren tanto a china y reconozcan al “enemigo” que tienen en casa.

Desde mi punto de vista, la posición de Epic Games es casi en evidencia hipócrita, ya que Epic Games que tanto menciona la palabra “monopolio” en su discurso, es de sobra conocida por sus actuaciones con la Epic Games Store y sus exclusividades compradas a la fuerza, creando pequeñas monopolizaciones de grandes títulos como Borderlands 3 que han sido exclusivos de su tienda durante meses. Epic Games dice luchar contra la abusiva Steam, que también carga un 30% a los desarrolladores (menos si se trata de títulos con millones de copias), ofreciendo una entrada a su tienda por tan solo un 12% de comisión y algo menos hasta el 8% si se hace uso del Unreal Engine, aunque este uso también supone una importante tajada de las ventas del videojuego que lo usa.

Obviamente un 12%, no es un 30%, pero también entiendo que Steam es una plataforma consolidada y Epic Games Store está en fase de promoción como rival, por lo que al final del día todos los regalos, exclusivos y porcentajes reducidos responden a una estrategia de acercamiento a Steam como rival, no a la bondad de la compañía por solventar el mundillo de los desarrolladores o para los usuarios, aunque obviamente ambos se beneficien por ahora.

Habría que ver sin embargo, si uno de los desarrolladores con títulos en Epic Games Store tendría el mismo derecho que pretendía Epic Games en las stores ajenas. Imaginemos que Gearbox Software permite que compremos DLC y compras internas directamente al desarrollador para por ejemplo Borderlands 3, no creo que nadie en este planeta se crea que Epic Games permitiría esto.

Por otro lado, Epic Games se llena la boca en defender a los desarrolladores, pero también son los propios desarrolladores indie quienes ponen en evidencia a Epic Games Store, ya que pasar el filtro para poder publicar en su plataforma es bastante complicado, mientras que Steam que también filtra, es bastante más permisiva e incluso ha tenido programas para que los propios usuarios voten que juegos pasan el filtro. Un sistema bastante más democrático, a mi parecer.

A mi entender, Apple y Google simplemente han hecho lo que tenían que hacer, forzadas por las actuaciones de Epic Games y su propia política de pagos bajo su tienda. Es aquí donde Epic Games se ha hecho la victima de sus propias acciones, ya que por ahora no veo el porque Epic Games debería decidir las políticas de tiendas que no le pertenecen en dispositivos que no le pertenecen, ya que lo contrario sería pretender decidir cuanto ganan los demás con sus negocios y eso a pesar de que no soy especialmente fan del mercado libre, va contra lo más básico de lo básico del mercado y estamos hablando de productos de entretenimiento precisamente, no de necesidades básicas de los consumidores.

Mucho me temo que Epic Games no solo no va a ganar nada en este asunto, sino que además los departamentos legales de Apple y Google ya trabajan sin descanso en ver como le sacan rendimiento económico en una contrademanda a la mala imagen que Epic está intentando crear. Pero como he dicho antes, tendremos que esperar bastante para ver como esta “noche de drama” termina.