Si por algo fue polémica la primera Xbox fue por su enorme tamaño tanto de la consola como del mando, el mando original apodado “The Duke” era demasiado grande para el publico general y Microsoft se tuvo que ver obligada a lanzar una versión “S” reducida adaptada para manos más pequeñas y con una forma mucho más ergonomica, algo que el mercado japones necesitaba.
Hoy se ha anunciado que Microsoft lanzará de nuevo The Duke para Xbox One y Windows 10, justo en un momento clave donde se anuncia la retrocompatibilidad en Xbox One de los juegos de la Xbox original a lo largo del año, títulos que poco a poco serán compatibles según vayan lanzándose los parches necesarios y que aprovecharán la mayor potencia de las consolas actuales para mostrarse en su mejor forma.
El “nuevo” mando se espera para finales de año durante la campaña navideña y no se ha revelado su linea de precios.
 

Comentarios